Regresión logística de los baños para indigentes de Skid Row y Venice

¿Está la burocracia contribuyendo a la crisis de personas sin hogar de Los Ángeles?
Regresión logística de los baños para indigentes de Skid Row y Venice
Ricardo Alanís, indigente, muestra un baño de Skid Row.
Foto: Jorge Luis Macias, Especial para La Opinión

El alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, desveló los primeros baños públicos nuevos en Skid Row en más de una década, lo que fue visto como un posible punto de inflexión para el enclave de indigentes, que permanece sumido en la miseria incluso conforme el centro de la ciudad cada vez está más desarrollado.

Sin embargo, tras más de tres meses de operación, los remolques con inodoros y duchas se cerraron a fines de marzo para una expansión planificada y por ahora ese fue su final. Al otro lado de la ciudad, el acceso al baño para las personas sin hogar de Venice está a la espera de aprobaciones de otras agencias.

“Si no podemos conseguir algo tan simple como que los baños móviles funcionen, eso no me da mucha fe en que la ciudad pueda ofrecer el liderazgo necesario para producir unidades de vivienda”, dijo Pete White, de la Red de Acción Comunitaria de Los Ángeles, un grupo de lucha contra la pobreza.

Y es que, pese a los cientos de millones de dólares que han comenzado a fluir para los nuevos programas, el lento desarrollo de los baños genera dudas sobre si los problemas logísticos y la burocracia están contribuyendo a la crisis de las personas sin hogar en Los Ángeles.