Las mellizas siamesas cuya muerte a los 21 años conmovió a Tanzania

María y Consolata Mwakikuti eran muy conocidas y queridas en el país africano
Las mellizas siamesas cuya muerte a los 21 años conmovió a Tanzania
Las dos mujeres estaban unidas desde el ombligo hacia abajo.
Foto: BBC

Las mellizas siamesas de Tanzania María y Consolata Mwakikuti murieron a los 21 años después de sufrir de complicaciones respiratorias en un hospital de ese país africano.

Las dos mujeres estaban unidas desde el ombligo hacia abajo y compartían órganos como el hígado y pulmones, pero tenían dos corazones y cabezas y brazos separados.

Fueron internadas en el hospital en diciembre por problemas cardíacos y murieron el sábado.

Las mellizas eran conocidas y queridas en Tanzania y la noticia de su fallecimiento ha provocado una tristeza nacional.

Muchas personas utilizaron las redes sociales este domingo para enviar mensajes de condolencia a la familia y amigos.

El presidente de Tanzania, John Magufuli, publicó un mensaje en Twitter en el que dijo estar “entristecido” por sus muertes, añadiendo que Consolata y María habían “soñado con servir a la nación“.

En una entrevista con la BBC, el año pasado, las mellizas dijeron que, una vez completados sus estudios universitarios, querían convertirse en maestras.

“Enseñaremos utilizando un proyector y computadoras”, comentaron.

Consolata y María BBC Swahili

BBC
Las mellizas aspiraban a poder casarse algún día.

La gente luego resaltó su determinación para lograr una educación superior a pesar de un sistema difícil que frecuentemente tuvo dificultades lidiando con la condición de las siamesas.

Pudieron continuar con sus estudios a medida que crecían gracias en parte a la financiación del gobierno local y donaciones privadas.

María y Consolata, que se oponían a la idea de ser separadas, también le dijeron a la BBC que esperaban casarse algún día.

Las dos mujeres, cuyos padres murieron cuando ellas todavía estaban en la infancia, fueron criadas por la organización benéfica católica María Consolata, que las adoptó y les dio sus nombres.

El año pasado, cuando se graduaron de la secundaria, el evento generó una ola de mensajes congratulatorios a nivel nacional.