Fiscal de Los Ángeles demanda a motel por operar como burdel y punto de distribución de drogas

Las autoridades dicen que el lugar es ocupado para servicios de prostitución
Fiscal de Los Ángeles demanda a motel por operar como burdel y punto de distribución de drogas
El Motel Hyland es acusado de permitir todo tipo de actividad ilícita. (Aurelia Ventura/La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Por fuera es uno más de los moteles en la zona de Van Nuys, en el Valle de San Fernando. Pero el procurador de la ciudad de Los Ángeles, Mike Feuer, dice que el lugar no es de descanso para viajeros, sino un prostíbulo y centro de venta de drogas.

Es por eso que ayer anunció una demanda contra los propietarios del Motel Hyland—localizado en el 7401 del Bulevar Sepulveda—con el fin de frenar la supuesta venta desenfrenada de drogas, la prostitución y el crimen violento de pandillas adentro y alrededor de la propiedad.

“Las familias no deberían tener que tolerar el comportamiento ilegal en su propio patio”, dijo Feuer en conferencia de prensa frente al motel. “Buscaremos una orden judicial para responsabilizar a estos dueños por sus propiedades. Necesitamos detener el crimen y recuperar nuestras comunidades”.

Drogas y otros crímenes

El motel supuestamente es usado como guarida de pandilleros para almacenar o vender narcóticos desde las habitaciones y el estacionamiento. Desde el año 2015, se han hecho al menos tres docenas de detenciones u otras actividades delictivas violentas en la propiedad, o conectadas a ella, incluida la compra de cocaína y metanfetamina en tres ocasiones distintas de tres vendedores diferentes en el último mes, dice el procurador.

En diciembre, los agentes de la Policía de Los Ángeles (LAPD) recuperaron material de empaque de heroína, metanfetamina y narcóticos de un conocido pandillero que vivió en el motel por unos seis meses y tenía equipo de vigilancia en su habitación.

Según el procurador, los dueños del inmueble no hacen nada para detener la venta de droga y prostitución. (Aurelia Ventura/La Opinion)

Prostitución

El motel supuestamente también es conocido como un lugar para la prostitución. Entre enero de 2015 y abril de 2018, la Policía realizó al menos una docena de detenciones en el motel por este delito, incluida la solicitación de prostitución, el merodeo de la prostitución y el proxenetismo.

El teniente de LAPD Mark Evans dijo que durante una investigación encubierta, un pandillero sacó un rifle y otro pandillero intentó atropellar a un agente.

“Hemos visto los negocios de drogas, hay todo tipo de prostitución y eso fue lo que nos llevó a hacer una investigación”, señaló.

La concejal del área, Nury Martinez, dijo que no es justo que las personas que viven fuera de la zona abran negocios sin ningún tipo de restricciones y dejen los problemas a la comunidad.

“Hay mucho dinero involucrado, están rentando sus cuartos, están haciendo dinero y mientras no haya cargos en contra de ellos simplemente piensan que colectan su dinero y se van a sus casas”, dijo la concejal. “Lo que queremos es cooperación de los propietarios. Hemos tratado dos veces de reunirnos con ellos para demostrarles el número de arrestos, pero no hemos tenido ningún tipo de cooperación de su parte”.

La demanda nombra a los dueños de Motel Hyland Vimal Inc., Vimal Nanu Patel, Nanubhai M. Patel y Lalitaben N. Patel, alegando que ellos han permitido actividades delictivas en la propiedad.

 

La concejal Nury Martínez dice que han intentado reunirse con los dueños del motel y no lo han logrado. (Aurelia Ventura/La Opinion)

La querella busca una medida cautelar que prohíba la actividad de narcóticos y prostitución, así como la implementación de mejoras físicas y gerenciales a la propiedad, incluyendo: un sistema de video accesible por el LAPD; major iluminación; una puerta que asegura el acceso al estacionamiento; mejores procedimientos de entrada de invitados; guardias de seguridad armados y con licencia presentes las 24 horas del día; publicar avisos sobre la trata de personas; y prohibir que los pandilleros conocidos y los previamente arrestados tengan acceso a la propiedad.

Los funcionarios presentes pidieron la ayuda de la comunidad.

“Necesitamos la cooperación de las personas para que nos digan lo que ven y si han tomado retratos de personas o carros que no son de esta área”, dijo la concejal Martínez.

Representantes del Motel Hyland dijeron que el dueño no estaba disponible hasta el lunes y se abstuvieron de proveer comentarios.

La oficina del fiscal tiene una un método fácil para denunciar propiedades con actividad de pandillas y/o narcóticos en sus vecindarios. Los testigos pueden llamar al (213) 978-8340 o mediante su sitio web. Todos los reportes pueden hacerse de forma anónima.