Tragedia real: Se suicida la hermana de la reina Máxima

Sufría de depresión y terminó con su vida en Buenos Aires
Tragedia real: Se suicida la hermana de la reina Máxima
Inés Zorreguieta, hermana de la reina Máxima de Holanda.
Foto: Archivo, La Nación

Inés Zorreguieta, de 33 años, hermana de la reina Máxima de Holanda, fue encontrada muerta la noche del miércoles en su departamento de la ciudad de Buenos Aires. “Se presume que se trató de un suicidio”, informó un vocero del gobierno neerlandés a LA NACION.

El cuerpo de la joven fue hallado anoche en su departamento, ubicado en la calle Río de Janeiro al 200 -en el límite entre los barrios Almagro y Caballito-. Agentes de la Policía trabajaron en el lugar durante la madrugada para avanzar en los peritajes. El caso está a cargo de la fiscal Cintia Oberlander, titular de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional Nº 17 e interinamente a cargo también de la Nº 19.

Por pedido de la familia, la fiscalía no dará información sobre la causa y la información será dada a conocer por las vías institucionales.

La información fue confirmada en exclusiva por un vocero oficial del gobierno neerlandés a LA NACION en conversación telefónica. “Confirmo que Inés Zorreguieta, hermana de la Reina Máxima de los Países Bajos, murió el miércoles por la noche. Se presume que se trató de un suicidio”, señaló, pero no brindó detalles.

Cercana a Máxima y de perfil bajo

Zorreguieta, de 33 años, trabajaba como directora de Despacho y Mesa de Entradas de la Dirección General de Administración de la Secretaría Ejecutiva del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales de la Presidencia de la Nación, adonde había sido designada en febrero de 2016.

Graduada en 2002 del colegio Palermo Chico, luego estudió Psicología en la Universidad de Belgrano, donde se recibió -según su currículum- con un promedio de 9,50/10.

Entre 2009 y 2011, trabajó en la sede de la Organización de las Naciones Unidas ( ONU) de Panamá, donde se desempeñó en varias áreas de investigación y análisis, en Recursos Humanos y Comunicaciones. En 2012, sin embargo, volvió a la Argentina tras separarse de su pareja. En ese momento su nombre empezó a circular por los medios: daban cuenta de que la hermana menor de Máxima estaba en tratamiento médico por problemas de alimentación y de depresión.

Dos años después, en 2014, Zorreguieta ingresó al Ministerio de Desarrollo Social de la Ciudad de Buenos Aires, a cargo de Carolina Stanley. Allí participó en el análisis, diagnóstico y relevamiento de distintos programas.