6 razones por las cuales los bebés nacidos en junio son especiales, según la ciencia

En junio se inicia el verano, una época que afecta a las embarazas mucho más que el invierno u otoño

6 razones por las cuales los bebés nacidos en junio son especiales, según la ciencia
Tener un nuevo bebé presenta desafíos únicos que son inevitables, por eso resulta vital que los padres primerizos se organicen y trabajen en equipo desde el primer momento que llegan a casa con su primogénito en brazos.
Foto: Shutterstock

Ya casi llegó el verano.

Si estás embarazada y casi a punto de dar a luz, ¡enhorabuena!

Junio ​​es realmente un gran mes para dar la bienvenida a un niño, y las estadísticas demuestran que los bebés nacidos este mes tienen un gran potencial. Ya sea que el bebé sea un Géminis o un Cáncer, lo único que es seguro que, tanto en un caso o en otro, será  un niño o una niña con mucha personalidad.

He aquí por qué los bebés de junio son especiales:

Ellos son los más propensos a ganar un premio Nobel

Se habla mucho de que los bebés nacidos en junio, posiblemente, estén en desventaja académicamente porque se encuentran entre los más jóvenes en sus clases, pero aparentemente eso no ha frenado a muchos ganadores del premio Nobel. Estadísticamente hablando, los bebés nacidos en junio son los más propensos a crecer intelectualmente y estar en el círculo de ganadores del Premio Nobel.

Es más probable que te mantengan despierto por la noche

Tal vez todas esas grandes ideas ganadoras del premio Nobel lleguen a los bebés de junio después del anochecer. Un estudio en la revista Sleep encontró que las personas con cumpleaños en primavera y verano generalmente se acuestan más tarde que las que nacieron en otoño e invierno. Su hijo, si ha nacido en junio, es más probable que sea un ave nocturna.

Son más propensos a la “positividad excesiva”

Los nacidos en época de verano o primavera, suelen tener temperamento hipertímico, que se caracteriza por la excesiva actividad, trastornos del ánimo y mucha euforia, pero muy positivos. Además, son muy afectivos.

También son más propensos a cambios de humor

El temperamento cicloquímico es otra característica que se encuentra con mayor frecuencia en los bebés nacidos en junio. Esto significa que, aunque son propensos a la positividad, también pueden verse afectados por los cambios de humor, por lo que cuando la positividad se apaga, sucede rápidamente el cambio. Afortunadamente, pueden volver a cambiar tan rápido.

Probablemente no van a ser un buscador de emociones

Los estudios sobre cómo nuestra temporada de nacimiento afecta los niveles de dopamina sugieren un comportamiento de búsqueda de emociones más comunes en los niños nacidos en otoño e invierno. Los niños nacidos en mayo y junio tenían los niveles más bajos, lo que significa que es menos probable que tomen grandes riesgos que los niños nacidos en invierno.

Es más probable que sean altos

Investigadores de la Universidad de Cambridge concluyeron que los bebés nacidos en el verano crecen más que los nacidos en los meses más fríos. También es más probable que tengan un mayor peso al nacer y sean más saludables al nacer, lo que hace que las mamás que esperan este mes tengan mucha suerte.

Ahí tienes. Aunque muy bien pueden ser los más jóvenes en su clase, su bebé nacido en junio podría alcanzar grandes alturas, física y figurativamente.