Melania le paga con la misma moneda a Trump en su cumpleaños

Melania viajó a Nueva York en el cumpleaños de Trump y ni siquiera lo felicita en redes como toda su familia
Melania le paga con la misma moneda a Trump en su cumpleaños
Trump es conocido por comer comida chatarra y gaseosas
Foto: Getty Images

Si hay algo claro es que la relación de Melania y Donald Trump está cada vez más frágil debido a los constantes escándalos de índole sexual del presidente.

En la última muestra de esta fracturada relación está el hecho de que en el cumpleaños número 72 de Donald Trump este jueves, la primera dama decidió viajar a Nueva York además de no regalarle un saludo, ni felicitación en las redes sociales como toda su familia.

Melania fue vista sentada en la parte trasera de su SUV escoltada por el Servicio Secreto y agentes de la Patrulla de Caminos de Nueva York mientras atravesaba la ciudad el jueves.

Un portavoz de la primera dama dijo que Melania estaba en la ciudad el miércoles y el jueves para una serie de reuniones, aunque se desconoce con quién se estaba reuniendo o el motivo de las reuniones.

A diferencia de su hija Ivanka, su hijo Trump Jr. y distintos y numerosos líderes políticos y demás personajes públicos que acudieron a las redes sociales para felicitar al primer mandatario, su esposa Melania Trump le respondió con una cachetada de indiferencia que deja claro su sentir por el primer mandatario.

Hay que recordar que la Primera Dama cumplió 48 años este 26 de abril y Trump decidió celebrarlo pasando tiempo con alguien que ama: Fox & Friends .

“Buenos días, elegí un día muy especial”, dijo Donald al llamar al programa de la mañana. “Es el cumpleaños de Melania, así que dije vamos a [hacer la entrevista] en el cumpleaños de Melania. Así que ‘Feliz cumpleaños’ a Melania”. dijo Trump al panel del programa.

Desde ahí todo fue peor para Melania cuando el presidente Trump en plena televisión nacional dijo que para un hombre tan ocupado como él no había tiempo para comprarle un regalo a su esposa.

De esta forma Melania le devuelve la humillación pública de demostrar su indeferencia con el cumpleaños de su esposo y presidente de Estados Unidos.