El Everest se ha convertido en el basurero más alto del mundo

Los escaladores amateurs son los principales culpables del problema
El Everest se ha convertido en el basurero más alto del mundo
El Monte Everest desde Nepal.
Foto: Shutterstock

En los últimos años, ha crecido la demanda de montañistas amateurs y profesionales para escalar el Monte Everest, lo cual está dejando un gran problema en el pico más alto del mundo: contaminación y mucha basura.

De acuerdo a Pemba Dorje Sherpa, quien ha subido más de 18 veces el Everest, cada días es más común ver durante el trayecto tiendas de campaña vacías, botellas de oxígeno, restos de equipo e inclusos desechos humanos que permanecen intactos por el tema de las bajas temperaturas.

Tan solo en lo que va del año, cerca de 600 personas han escalado la montaña, lo cual empeora la situación. A esto hay que agregar que el calentamiento global está derritiendo los glaciares del Himalaya, por lo que los residuos que datan de 1950 están emergiendo a la superficie.

Desde hace algún tiempo, las autoridades han puesto en marcha diversas medidas para combatir el problema, entre ellas que las expediciones deben dejar un depósito de $4,000 dólares antes de subir a la montaña, los cuales se les devolverán siempre y cuando baje con un mínimo de 8 kilos de basura por persona. También, en China se multa con $100 dólares por kilo si no vuelven con esos 8.

Pero no ha servido de mucho pues el año pasado, un grupo de escaladores de Nepal subieron para hacer labor de limpieza y recogieron cerca de 25 toneladas de basura y en lo que va de este 2018, la cantidad ha sido mayor, ya que a la gente no le importa perder su depósito pues pagan mucho más por la experiencia, además de que los vigilantes aceptan los sobornos y no hay el suficiente personal para controlar la limpieza de la zona.