Pequeños terremotos en falla de San Andrés desencadenarían una gran catástrofe, advierte científicos

Un estudio ha develado una situación en la zona que hasta hoy era totalmente desconocida
Pequeños terremotos en falla de San Andrés desencadenarían una gran catástrofe, advierte científicos
La falla de San Andrés recorre California de norte a sur a lo largo de 1,300 kilómetros.
Foto: BBC

Una reciente investigación ha revelado que el peligro que significa la falla de San Andrés es aún mayor, luego de que se descubriera algo inesperado en ella.

Científicos de la Universidad Estatal de Arizona analizaron a detalle la falla de San Andrés y encontraron que en la zona central se dan una serie de “pequeños terremotos”, prácticamente imperceptibles para el ser humano, los cuales se producen de forma lenta, y que estos pueden provocar un sismo de mayor intensidad en un futuro.

Originalmente se creía que estos pequeños sismos eran movimientos lentos y estables que permitían la liberación de energía acumulada en la falla, pero la visión ha cambiado por completo con este estudio que fue publicado en Nature Geoscience, pues se sugiere que los movimientos tectónicos son más intensos y esporádicos.

“Hemos descubierto que esta parte de la falla tiene un movimiento promedio de unos tres centímetros al año. Pero, en ocasiones, el movimiento se detiene por completo, mientras que otras veces se mueve hasta 10 centímetros al año”, explicó Mostafa Khoshmanesh, uno de los investigadores.

“Estos terremotos lentos llevan a un aumento de la presión en los segmentos cerrados de la falla al norte y al sur de la sección central”, advierte Manoochehr Shirzaei otro de los investigadores, quien también recordó que en dichas secciones ya ocurrieron dos terremotos de magnitud 7,9: en 1857 en Fort Tejon y en 1906 en San Francisco.

“Basándonos en nuestras observaciones, creemos que el riesgo sísmico en California es algo que varía con el tiempo y es probablemente más alto de lo que la gente ha estado pensado hasta ahora”, concluye Shirzaei.

Por su parte, Khoshmanesh cree que con base en los datos obtenidos recientemente, hay un 75% de probabilidades de que ocurra un sismo de magnitud 7 o mayor en las próximas 3 décadas y que podría  darse en el norte o sur de Calirfornia.