Secretaria Kirstjen Nielsen dijo en “privado” que separación familiar podría reanudarse

Crece el escepticismo sobre los siguientes pasos de Trump en materia migratoria

Secretaria Kirstjen Nielsen dijo en “privado” que separación familiar podría reanudarse
La secretaria Nielsen defiende política migratoria de Trump
Foto: Win McNamee / Getty Images

No todo parece estar escrito en materia migratoria en relación con la separación de menores en la frontera sur según las últimas palabras de la secretaria del departamento de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen.

El representante Adam Schiff dijo este jueves que Nielsen, le dijo a los legisladores en privado que la práctica de separación familiar de la administración Trump podría reanudarse a pesar de que el presidente firmó una orden ejecutiva para terminar la práctica.

En un tweet, el demócrata de California escribió que estaba exhortando a los miembros del Comité de Asignaciones de la Cámara a garantizar que no haya fondos disponibles si la política se reinicia.

“El secretario Nielsen dijo en privado a los legisladores que la Administración podría volver a separar a los niños de sus padres“, tuiteó Schiff.

“El Congreso debe asegurarse de que NUNCA suceda. Estoy exhortando al Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes a evitar que se utilicen fondos para separar a las familias que ingresan a los Estados

Los comentarios de Schiff preocupan ya que se producen tan solo un día después de que el presidente firmara una orden ejecutiva para detener la práctica de separar a las familias de inmigrantes indocumentados que cruzan la frontera ilegalmente.

La orden permitiría que las familias sean detenidas juntas mientras que los adultos se enfrentan a un posible enjuiciamiento.

La política de “tolerancia cero” de la administración Trump para la inmigración ilegal, promulgada a principios de este año, ordena que todos los adultos que crucen la frontera ilegalmente sean enjuiciados. La política ha llevado a la separación de miles de niños de sus padres, algunos durante meses.

Por su parte el gobierno de Donald Trump dijo que estaba trabajando en planes para reunir a familias que ya han sido separadas por la política, mientras que los demócratas criticaron a la administración por no haber comenzado el proceso.