Piscinas portátiles ayudan a niños a aprender a nadar de forma gratuita

LAUSD lleva estas albercas a diferentes escuelas durante el verano
Piscinas portátiles ayudan a niños a aprender a nadar de forma gratuita
Niños practican natación en la primeria El Sereno, una de las escuelas donde opera este verano el programa de albercas portátiles del LAUSD. (Aurelia Ventura/La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Los niños del área de El Sereno, al noreste de Los Ángeles, ya están disfrutando de un buen chapuzón y clases de natación gratis durante el verano, sin tener que ir lejos de casa.

Esto es gracias a que una de las ocho albercas del programa de piscinas portátiles Beyond the Bell Branch del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) fue instalada en la primaria El Sereno y permanecerá ahí hasta el 5 de julio cuando será transportada a otra escuela. El cometido del programa anual veraniego es que los menores aprendan a nadar.

Para Gabriel Orellana, de 7 años, esta es una gran oportunidad.

“Me encanta nadar y estoy aprendiendo a flotar sobre mi espalda”, dijo el pequeñito durante su clase de natación reciente.

Su madre, Luz Muskus, dijo que esta muy agradecida con los organizadores del programa, ya que de otro modo ella no tiene los medios para llevar a sus hijos a este tipo de clases.

“Es difícil inscribirlos a clases de natación por los gastos, pero estoy muy contenta que les están dando la oportunidad aquí”, expresó. “Ellos están muy felices y lo mejor es que nos venimos caminando”.

La madre de Orellana dijo que si no fuera por las clases de natación sus hijos estarían en casa sin hacer nada. “Casi siempre cuesta dinero para inscribirlos en estas cosas y como solo mi esposo trabaja, por eso nos manteníamos en la casa”, dijo Muskus.

Gabriel Orellana, de 7 años, flota sobre su espalda en una alberca portátil localizada en la primaria El Sereno. (Aurelia Ventura/La Opinion)

El programa

Durante el día hay varias clases que duran media hora cada una y son accesibles para niños de edades de kínder a sexto grado. El menor puede llegar a la primera clase sin previo aviso, pero acompañado de sus padres o tutor para llenar una solicitud de inscripción, dijo Steve Alvarado, coordinador del programa de piscinas portátiles de LAUSD.

“Tenemos aproximadamente 24 niños por clase y hay de tres a cuatro salvavidas dando instrucción y cuidando a los menores”, añadió Alvarado.

El coordinador dijo que este tipo de clases es imperativo para los pequeños, sobre todo porque cada año en Estados Unidos hay alrededor de 51 muertes a causa de ahogamiento.

“Es muy importante que ellos aprendan a nadar y cuando están dentro de un plantel escolar los padres se sienten más cómodos”, recalcó Alvarado.

En la piscina de unos tres pies de profundidad dos grupos de niños chapoteaban y aprendían a nadar de una forma divertida y de acuerdo a su nivel de experiencia.

Megan Medel, de 8 años, fue una de las menores en el programa de natación.  (Aurelia Ventura/La Opinion)Ê

Megan Medel, de 10 años, dijo que disfruta mucho las clases de natación. “Estoy aprendiendo a patalear y a flotar”, expresó la pequeña sin parar de mover sus pies.

Orellana recalcó que estas clases de natación le ofrecen la oportunidad de “oficialmente aprender a nadar”.

Por su parte María Adanto, niñera de dos niños que asisten a las clases de natación, dijo que estas clases son muy importantes tanto en lo económico para los padres de familia como para dar experiencia a los menores.

“A nosotros nos ha tocado que llevamos a los niños al mar y tienen mucho miedo porque no saben nadar”, dijo Adanto. “Uno de los niños que yo cuido, cuando comenzó las clases tenía mucho miedo y gritaba, pero ahora ya se siente muy cómodo y estamos apenas en la segunda semana”, recalcó.

Los adultos presentes en la clase aseguraron que las clases de natación para los menores son muy profesionales y cuidan mucho a los niños.

Los niños mayores que no pueden entrar a estas albercas portátiles son dirigidos a otros programas del área, dijo Alvarado.

Las clases son para niños de 5 a 12 años. (Aurelia Ventura/La Opinion)

El programa de piscinas portátiles comenzó en 1963 y es un componente importante del programa de verano Beyond the Bell. LAUSD se encarga de contactar a diferentes primarias para ver cuál esta dispuesta a recibir las albercas por un periodo de cuatro semanas para después ser transferida a otra escuela. Este programa esta asociado con la iniciativa de reciclaje y conservación del agua de California.

Para más información acerca del programa llame al (213) 633-3535.

Lista de escuelas participantes:

Escuelas de LAUSD participantes en el programa de piscinas portátiles. (LAUSD)