Fiscales acusan a una mujer de la muerte de su bebé por restos de drogas en su leche materna

Todo lo que sucede durante el embarazo tiene consecuencias en el futuro para el bebé y las secuelas de los consumos abusivos de alcohol u otras drogas son visibles en el desarrollo de los hijos

Samantha Jones es acusada de la muerta de su bebé por transmitirle restos de drogas a través de la leche materna.
Samantha Jones es acusada de la muerta de su bebé por transmitirle restos de drogas a través de la leche materna.
Foto: CBS Philly

Los fiscales han acusado a una mujer de homicidio criminal en relación con la muerte de su hijo de 11 semanas, que según dicen murió por drogas que consumió a través de la leche materna de su madre, según informa CBS.

El abogado de Samantha Jones dijo en su primera audiencia judicial que la muerte del bebé el 2 de abril no fue intencional, según Philly.com. Los fiscales afirman que la madre, de 30 años, confesó a la policía que le habían prescrito metadona debido a una adicción a los analgésicos, y que la había tomado durante su embarazo y después de dar a luz.

CBS Philly informa que la autopsia descubrió que el bebé murió a causa de una combinación de metadona, anfetamina y metanfetamina, supuestamente transmitida a través de la leche materna de Jones.

De acuerdo con los documentos de acusación, Jones declaró que inicialmente había amamantado al bebé, pero que había cambiado a la fórmula tres días antes, argumentando que el bebé no estaba recibiendo suficiente leche de la lactancia.

La mañana en que murió el niño, Jones sostiene que el bebé estaba llorando alrededor de las 3 a.m y que había intentado amamantarlo una vez más porque estaba demasiado cansada para bajar y preparar un biberón. El bebé volvió a tener hambre tres horas más tarde y ella le dio fórmula antes de volverlo a dormir.

Una hora más tarde, encontró al bebé pálido, con mucosidad sanguinolenta saliendo de su nariz. Le realizó una maniobra de reanimación cardio pulmonar e inmediatamente lo transportaron a un hospital cercano, donde murió poco tiempo después.

La fianza se ha establecido en $3 millones de dólares en efectivo. Una audiencia preliminar está programada para el 23 de julio.