Video: Caminó más de 20 millas para ir a trabajar y su jefe le dio tremenda sorpresa

Walter Carr es un joven estudiante de preparatoria que trabaja para la empresa de mudanzas Bellhops. Su compromiso y esfuerzo hacia lo que hace le trajeron una gran recompensa

Walter se emocionó hasta las lágrimas con su nuevo auto.
Walter se emocionó hasta las lágrimas con su nuevo auto.
Foto: WKRG

La siguiente historia es muestra de que cuando una persona quiere salir adelante, gracias a su esfuerzo y dedicación, a pesar de las adversidades que en el camino se le presenten, la vida siempre le dará las mejores recompensas.

Walter Carr es un joven que trabaja para Bellhops, una empresa que ofrece servicios de mudanza y que hace un par de días fue contratada para ayudar a una familia de Pelham, Alabama, con el cambio de casa que realizaría el pasado fin de semana.

Pero algo inesperado pasó. Walter no vivía cerca del sitio en donde realizarían el trabajo, por lo que debía manejar durante varias horas. Desafortunadamente, su auto se averió a media noche, por lo que no le quedó de otra más que caminar para llegar al sitio en donde trabajaría.

Una patrulla se topó con este hombre en la carretera, los policías se acercaron y le preguntaron a Carr qué hacía ahí. Él les contó lo sucedido y que había caminado ya cerca de 20 millas para poder llegar a su destino. Los policías sabían que aún le quedaba una distancia de 14 millas más por recorrer, así que lo invitaron a desayunar y ellos mismos lo llevaron hacia su destino.

Al llegar al lugar, los policías le contaron a la mujer que contrató el servicio llamada Jenny Lamey lo sucedido con el joven que ayudaría en su mudanza. Sorprendida, Jenny decidió compartir la historia en Facebook, sin imaginarse que se haría viral.

Tras la larga caminata, Jenny le sugirió a Walter que descansara y que le contara a sus compañeros lo sucedido para que hiciera el menor trabajo posible; sin embargo, la respuesta del chico la sorprendió al decirle que solo había caminado y que se encontraba bien.

La historia llegó a oídos del CEO de Bellhops, Luke Marklin, quien el pasado lunes le tenía a Carr una gran sorpresa en compensación por lo ocurrido y por mostrar su compromiso: le regaló su propia SUV Ford Escape 2014.

Además, se abrió una página en GoFundMe para hacer donaciones en favor de este chico.