Los peligros de tomar kratom

Esta popular hierba puede tener un efecto similar a un opiáceo y puede resultar adictiva, según la FDA
Los peligros de tomar kratom

Un nuevo informe de la Administración de alimentos y medicamentos dice que la popular substancia vegetal kratom actúa como un opioide fuerte recetado. Es más, dice la FDA, el Kratrom ha sido responsable de al menos una muerte y se sospecha que contribuye a muchos otros casos de mortalidad.

Hay personas en todo el país que han recurrido masivamente al kratom (se vende como suplemento y en bebidas) para tratar una serie de afecciones, que incluyen dolor crónico, trastornos del estado de ánimo (como ansiedad, depresión y PTSD [Desorden de estrés postraumático]) y abstinencia de opioides.

Según la Asociación estadounidense del kratom (American Kratom Association, AKA) una organización sin fines de lucro que aboga por la regulación y el uso seguro de los productos de kratom, de 3 a 5 millones de estadounidenses han probado la substancia en los últimos años. “Su popularidad está creciendo”, dice Pete Candland, director ejecutivo de la AKA. “La gente lo ve como una forma de evitar los medicamentos recetados que les parecen cada vez más peligrosos”.

Pero los reguladores federales dicen que el kratom por sí mismo puede ser peligroso. Durante varios años, la Agencia Antinarcóticos (DEA) lo ha incluido como “substancia de riesgo”, y la FDA ha advertido de su potencial adictivo.

Para evaluar mejor el riesgo, los científicos de la FDA analizaron 25 de los compuestos más dominantes en el kratom.  Descubrieron que, en promedio, esos compuestos son alarmantemente similares a los fármacos opiáceos clasificados (es decir, fármacos que han sido considerados lo suficientemente fuertes para garantizar el acceso restringido por la DEA).

“Esto no es ‘solo una planta’ [como algunos han alegado]”, dice el comisionado de la FDA, Scott Gottlieb, M.D. “Con base en los datos con los que contamos actualmente, sentimos la seguridad de llamar a estos compuestos opioides”.

En base al análisis de los efectos adversos y datos sobre el control de toxicología, la Agencia también afirma que el número de muertes asociadas al kratom ha aumentado de 36 a 44.

Los usuarios de kratom han argumentado que tales incidentes no pueden derivarse del mismo kratom, sino que pueden ser ocasionados por adulterantes que contienen los productos de kratom o por otras sustancias que los usuarios del kratom pueden estar tomando en tándem. Pero el informe de hoy indica que al menos una muerte estuvo ligada exclusivamente al kratom, ya que la víctima no estaba ingiriendo ningún otro medicamento.

¿Qué es el kratom?

El kratom es un árbol nativo del sudeste de Asia, donde la gente ha usado sus hojas durante siglos para tratar dolores, dolencias y otros padecimientos. Las hojas contienen varios compuestos que producen efectos estimulantes como la cafeína cuando se consumen en dosis bajas y actúan como sedantes en dosis altas.

Las hojas de kratom generalmente se trituran para convertirlas en polvo, luego son ahumadas; preparadas en té o consumidas en cápsulas de gel. Estos productos están disponibles a través de vendedores en línea, en tiendas para fumadores y en algunos estados, a través de máquinas expendedoras y en los bares que venden bebidas con kratom. Debido a que no ha sido prohibido por la DEA y a menudo se considera un suplemento dietético, el kratom actualmente no requiere de receta médica.

Según una encuesta de 2017 publicada en la revista médica Drug and Alcohol Dependence, la mayoría de los consumidores estadounidenses que toman kratom regularmente dicen que lo usan para controlar el dolor crónico y/o un trastorno del estado de ánimo. El mismo estudio descubrió que el uso de kratom para tratar la adicción a los opioides es mucho menos común.

¿Puede el kratom detener el dolor y la depresión?

Es demasiado pronto para decirlo, porque la investigación real sobre los efectos de la planta todavía es escasa. Informes anecdóticos sugieren que el medicamento puede ayudar a aliviar la ansiedad y puede frenar los síntomas de la abstinencia de opioides. Pero la FDA dice que no existe evidencia científica confiable para respaldar dichas afirmaciones y por el momento no hay usos médicos aprobados por la FDA para la sustancia.

La agencia dice que está dispuesta a considerar los productos derivados del kratom para su aprobación como suplementos dietéticos o medicamentos farmacéuticos, pero que tales evaluaciones deben realizarse a través de los canales adecuados y deben involucrar datos concretos. “La FDA está dispuesta a evaluar la evidencia que podría demostrar un uso médico para el kratom”, dice Gottlieb. “Sin embargo, hasta la fecha, no hemos recibido dicha información”.

Algunos expertos médicos dicen que, a pesar de que conlleva riesgos, el ingrediente del kratom que más se destaca, una sustancia química conocida como mitraginina, es en cierta forma prometedora. “Parece mitigar el dolor sin suprimir la respiración como lo hacen otros opioides”, dice Oliver Grundmann, Ph.D., un químico farmacéutico de la Universidad de Florida, que ha estudiado el uso del kratom en los Estados Unidos. “Por lo tanto, existe al menos una posibilidad de que podría ser una alternativa más leve a estos otros analgésicos recetados”.

Pero lo único con lo que todos están de acuerdo es en que se requiere de más investigación.

¿Cuáles son los peligros del uso del kratom?

Como toda sustancia no regulada, el kratom viene con una serie de riesgos potencialmente graves.

Puede enfermarte. Además de las muertes informadas por la FDA asociadas con el kratom, los Centros para el control y prevención de las enfermedades afirman que los centros de control de toxicidad en todo el país registraron un aumento de 10 veces en llamadas relacionadas con el kratom (de 26 casos en 2010 a 263 en 2015). Esas llamadas incluyeron reportes de náuseas, vómitos, somnolencia e irritación.

Puede estar adulterado con otros productos químicos. Según la DEA, se ha encontrado polvos de kratom mezclados con otros opioides, como la hidrocodona y el tramadol. “Se hace mucha combinación con estos productos”, dice Danica Lee, directora de inspecciones de salud pública en Denver. “Las empresas tratan de aumentar la potencia de su producto agregando otros químicos”.

Puede ser peligrosa cuando se toma con otros medicamentos. La FDA sostiene que los informes de mortalidad indican que algunos consumidores están combinando el kratom con otros medicamentos, tanto legales como ilícitos. Aún no hay investigaciones para decir cuáles podrían ser los riesgos de tales combinaciones.

Puede ser adictivo. Según la DEA, el kratom se prohibió hace décadas en su Tailandia natal debido a su alta propensión al abuso.  Y algunos usuarios estadounidenses han informado que después de recurrir al kratom como ayuda para salir de una adicción de opioides existente, finalmente se engancharon con la planta misma.

¿Es el kratom legal?

Por ahora, depende de dónde vivas. Varias ciudades (incluida Denver, donde incluso el cannabis es legal) y 6 estados (Alabama, Arkansas, Indiana, Tennessee, Vermont y Wisconsin) han restringido seriamente el uso del kratom o lo han prohibido completamente. Cualquiera que sea sorprendido vendiendo o usando la substancia en esos estados podría enfrentar arrestos o multas y otras sanciones. Florida y New York están considerando una legislación que procedería de la misma forma.

En los estados restantes y a nivel federal, el kratom se encuentra en un limbo legal. En 2016, la DEA anunció planes de incluir la planta como una sustancia de la lista I, una designación que la prohibiría a los consumidores y restringiría severamente el acceso de los científicos que desean estudiar sus posibles riesgos y beneficios. (Otros medicamentos de la lista I incluyen la heroína, la dietilamida del ácido lisérgico conocida como LSD, cannabis y ecstasy).

La agencia adoptó la medida sin precedentes de revertir su decisión luego de una protesta pública tanto de consumidores como de expertos médicos que argumentan que la planta debe ser regulada y estudiada, no prohibida.  Pero esa reversión no fue permanente. Actualmente, la DEA está revisando información enviada por la FDA (incluyendo el informe de hoy), junto con miles de comentarios públicos sobre el tema.

Un portavoz de la DEA dice que podrían pasar varios meses o un par de años hasta que se tome una decisión final sobre si se debe clasificar o no el kratom y cómo. Pero se negó a decir qué impacto específico tendría el estudio actual sobre esas deliberaciones.

Mientras tanto, los defensores de este fármaco dicen que prohibir el kratom podría potencialmente conducir a millones de usuarios del kratom a recurrir a la receta de opioides (o algo peor) para tratar su dolor o manejar sus adicciones. Además, dicen que la criminalización haría que a los científicos les resultara muy difícil estudiar la planta (cuando el cannabis fue clasificado como substancia ilegal, la investigación sobre sus propiedades terapéuticas casi se paralizó).

“Si te preocupa la seguridad, entonces regúlala”, dice Candland de la Asociación Estadounidense del Kratom. “Mantenla como medicamento con supervisión farmacéutica, hazla ilegal para menores, establece requisitos estrictos de etiquetados.  No la criminalices”.

Pero, los entes reguladores han insistido en que las medidas de precaución constituyen la mejor manera de proteger a los consumidores. La FDA comenzó a prohibir las importaciones de kratom en 2012 (mucho antes de que se conocieran los hallazgos actuales) y desde entonces ha incautado varios envíos de la substancia de instalaciones de servicio de correo internacional en todo el país.

“Hemos aprendido una lección trágica de la crisis de los opioides”, dice Gottlieb. “Debemos prestar atención temprana al potencial de nuevos productos a causar adicción y debemos tomar medidas enérgicas y decisivas para intervenir”.

¿Qué probar en lugar del kratom?

Los expertos médicos de Consumer Reports sostienen que se evite el kratom. “Cualquier persona lo suficientemente insensata como para creer en el despliegue publicitario, está tomando un riesgo potencialmente mortal”, dice el consultor médico en jefe para Consumer Reports Marvin Lipman, M.D. “Se sabe poco sobre su toxicidad.  Su uso ha sido relacionado a muertes. Y lo que aparece en la etiqueta no es necesariamente lo que contiene el producto”.

Si estás luchando contra el dolor crónico y quisieras evitar los opioides recetados, consulta nuestra cobertura anterior para obtener una lista de opciones más seguras y habla con tu médico sobre cuáles son las más adecuadas para ti.

Si estás luchando contra la adicción a los opioides o con un trastorno del estado de ánimo como la ansiedad o la depresión, es importante que consultes a un médico acreditado que te ayude a determinar el mejor tratamiento. “La abstinencia de opioides no es una cuestión fácil”, dice Lipman. “Debe llevarse a cabo lentamente bajo la guía de un profesional a fin de minimizar los síntomas como náusea, vómito, dolor intenso y convulsiones”.

Consumer Reports no tiene ninguna relación financiera con los anunciantes en este sitio. Consumer Reports es una organización independiente sin fines de lucro que trabaja junto a los consumidores para crear un mundo justo, seguro y saludable. CR no apoya productos o servicios y no acepta publicidad. Copyright © 2018, Consumer Reports, Inc.

Alrededor de la web