Los suplementos de proteína populares contienen arsénico y plomo

Los suplementos de proteína populares contienen arsénico y plomo

Ya sea para perder peso, para desarrollar músculo, o simplemente como un desayuno rápido para llevar, muchos estadounidenses utilizan la proteína en bebidas o en polvo.

Pero un nuevo estudio muestra que muchas de las más vendidas pueden contener niveles preocupantes de metales pesados como el arsénico, cadmio, mercurio y plomo, además de otras toxinas como el bisfenol A (BPA), un químico que se encuentra en algunos contenedores plásticos y los revestimientos de las latas.

Estas substancias han sido vinculadas con cáncer, daño cerebral y problemas reproductivos.

El estudio del proyecto Clean Label (una organización no lucrativa que evalúa los problemas de seguridad en el etiquetado), encontró que de 134 productos, virtualmente todos tenían niveles detectables de por lo menos un metal pesado y dieron 55% positivo para BPA.

“Estas toxinas se acumulan en tu cuerpo y pueden permanecer allí por años”, dice Tunde Akinleye, uno de los líderes del programa de evaluación en Consumer Reports para la División de Seguridad Alimentaria. “El consumo frecuente de alimentos que los contenga puede causar efectos de salud adversos a largo plazo”.

Este no es el primer estudio que muestra que estos productos contienen altos niveles de contaminantes: Un estudio de Consumer Reports realizado en 2010 detectó arsénico, cadmio, cobre y/o mercurio en todas las muestras de 15 polvos examinados.

Lo que muestra el estudio

El proyecto Clean Label midió los niveles de metales pesados, BPA, plaguicidas y otros contaminantes (más de 150 en total) en las bebidas líquidas y en polvo.

Los niveles de contaminantes se midieron en una porción de los productos. Las cantidades variaron, entonces el laboratorio utilizó el tamaño de porción incluido en la etiqueta de cada producto (por ejemplo: “dos cucharadas redondas”). Sin embargo, Jaclyn Bowen, directora ejecutiva del proyecto Clean Label, señala que muchos consumidores consumen estos productos de proteína varias veces al día.

En general, los productos hechos de fuentes de proteína vegetal como la soya o hierbas son peores que los que se hacen de suero de leche o huevos, ya que contienen, en promedio, el doble de plomo y altas cantidades que pueden ser medidas de otros contaminantes.

Las proteínas a base de plantas pueden tener niveles de contaminación más altos porque estas son más propensas a absorber metales pesados del suelo, dice el doctor Sean Callan un neurocientífico y director de operaciones en Ellipse Analytics, el laboratorio que evaluó los productos de proteína.

Las proteínas de suero de leche y huevos tienen niveles más bajos de metales pesados porque la fuente de contaminación está en el alimento que consumen los animales. Callan sospecha que el sistema digestivo de los animales disuelve algunas de las toxinas.

También es importante saber que: comprar un producto con una etiqueta que dice “orgánico” no reduce el riesgo de obtener un producto contaminado. De hecho, los suplementos de proteína orgánica tuvieron niveles de metales pesados más altos, en promedio, que los no orgánicos.

“Probablemente esté más relacionado con el hecho de que los productos sean a base de plantas, que por ser orgánicos”, dice Callan.

Lo peor y lo mejor

En su análisis, el proyecto Clean Label asignó una calificación sobre 4 elementos individuales a cada producto: metales pesados plaguicidas, contaminantes como BPA y nutrición. Luego calcularon una calificación general. Los niveles de metales pesados contabilizaron 60% de la calificación general, porque los estudios han demostrado que sus efectos son más perjudiciales para la salud.

Los 5 productos que recibieron las peores calificaciones en esta prueba fueron:

  • Garden of Life bebida orgánica y reemplazo de desayuno, desayuno orgánico crudo de chocolate de cacao.
  • Nature’s Best batido Isopure de vainilla sin carbohidratos
  • Quest proteína en polvo para bebida de leche y chocolate
  • 360Cut suplementos de desempeño 360PRO, suero de leche de chocolate, proteína de suero de leche Silk Premium
  • Vega proteína vegetal de desempeño para deportistas, sabor vainilla.

Consumer Reports le pidió a cada uno hacer comentarios sobre el estudio. Solo Garden of Life respondió y no quiso hacer comentarios.

Los 5 productos que recibieron las mejores calificaciones en esta prueba fueron:

  • Pure Protein crema de vainilla 100% suero de leche
  • Performix Pro proteína de suero de leche con cuenta de aminoácidos sabor vainilla
  • BodyFortress 100% proteína de suero de leche Super Advanced sabor vainilla
  • BioChem 100% proteína de suero de leche sabor vainilla
  • Puori PW1 proteína de suero de leche

El hecho de que los productos que obtuvieron las mejores calificaciones estén hechos de suero de leche tiene sentido, según las teorías de Callan en los productos a base de plantas y los que tienen base de suero de leche y la diferencia en la absorción de toxinas.

Sin embargo, el aspecto de la vainilla es curioso y posiblemente sea una coincidencia. Sin embargo, Bowen tiene una posible teoría: Las plantas de cacao utilizadas para hacer el chocolate en algunos suplementos son susceptibles a la absorción de metales pesados.

Akinleye de CR dice que sería muy difícil crear un sistema en el que las proteínas en polvo no contengan absolutamente nada de metales pesados.  Considerando este objetivo, dice, se tiene que medir cada producto comparándolo con los otros.

“Tener un suplemento de proteína que es muy, muy limpio”, dice, “prueba, a las compañías con altos niveles de metales pesados, que es posible mejorar”.

¿En realidad necesitas proteína en polvo?

Con esta cantidad de proteína en polvo y las bebidas en los estantes de las tiendas, puedes pensar que los estadounidenses tienen mucha deficiencia de este nutriente. Sin embargo, la vasta mayoría de las personas obtienen suficiente proteína de los alimentos que consumen, dice Maxine Siegel, nutricionista registrada, que encabeza el laboratorio de pruebas en alimentos de CR.

Los productos de proteína normalmente contienen entre 15 y 25 gramos de proteína por porción (aunque algunas contienen más). En comparación, un contenedor de 5 onzas de yogur griego sin sabor y sin grasa tiene 17 gramos de proteína, y 3.5 onzas de pechuga de pollo tiene 31 gramos. La proteína tiene que estar en un rango de 0.4 a 0.6 gramos por libra de peso al día (eso sería de 64 a 112 gramos al día para una persona de 160 libras).

“Eso no es una cantidad difícil de alcanzar en tu dieta, si incluyes fuentes naturales de proteína como legumbres, granos, lácteos bajos en grasa, pescado y carnes magras”, dice Siegel. “Te beneficiarás no solo de la proteína en sí, sino de todos los otros nutrientes que tienen los alimentos completos”.

Entonces, aunque algunos suplementos de proteínas tengan niveles más altos de contaminantes que otros, es posible que no necesites tomarlos de cualquier manera, dice Siegel.

Adicionalmente, los suplementos en general están muy poco regulados. Aunque entran en la escasa supervisión de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA), la agencia los clasifica diferente de los medicamentos. No se exige a las compañías que los fabrican y los venden que prueben que son seguros, que funcionan como los anuncian, o hasta que contengan lo que indican las etiquetas.

Como siempre, consulta a tu médico antes de tomar proteína u otro suplemento dietético.

Nota del editor: en una versión anterior de este artículo, utilizamos la expresión “menos contaminados” en esta oración: comprar un producto con una etiqueta que indique que es “orgánico” no reduce el riesgo de obtener un producto contaminado”.

Además, una versión previa de este artículo indicaba que una persona que pesa 160 libras necesita de 64 a 112 gramos de proteína al día. El rango correcto es de 64 a 96 gramos.

Consumer Reports no tiene ninguna relación financiera con los anunciantes en este sitio. Consumer Reports es una organización independiente sin fines de lucro que trabaja junto a los consumidores para crear un mundo justo, seguro y saludable. CR no apoya productos o servicios y no acepta publicidad. Copyright © 2018, Consumer Reports, Inc.

Alrededor de la web