Batalla millonaria en torno a la medida electoral de control de alquileres de California

Los oponentes han recaudado $21 millones, pero $10 millones de última hora de la AHF inclinan la balanza
Batalla millonaria en torno a la medida electoral de control de alquileres de California
La Proposición 10 derogaría la Ley de Vivienda de Alquiler de Costa Hawkins.
Foto: BDS2006

Los opositores a una medida electoral que permitiría a las ciudades californianas ampliar el control del alquiler han recaudado más de $21 millones de dólares desde el comienzo del año, superando a los partidarios, pero una donación masiva del principal patrocinador de la medida, la AIDS Healthcare Foundation, podría ayudar a igualar el puntaje.

Así, la semana pasada, la fundación con sede en Los Ángeles, que ha invertido decenas de millones de dólares en financiamiento de campañas electorales en los últimos años, anunció que contribuiría con $10 millones de dólares a la campaña para apoyar la medida, lo que casi quintuplica los $2.5 millones de dólares recaudados por los partidarios hasta ahora.

La Proposición 10, que derogaría la Ley de Vivienda de Alquiler de Costa Hawkins, fue propuesta por los grupos de defensa de los inquilinos y la Fundación de Salud SIDA como un ungüento para los inquilinos en medio de una crisis de viviendas asequibles en todo el estado. Daría a las ciudades la capacidad de aplicar restricciones de control de alquileres a edificios más nuevos, y aplicar límites en los aumentos de alquiler incluso después de que los inquilinos se mudan.

Los partidarios dicen que esto estabilizaría los costos de alquiler para muchos residentes y les daría a los líderes locales nuevas herramientas para preservar las opciones de vivienda de bajo costo, mientras que los críticos opinan que podría asustar a los desarrolladores, empeorando la escasez de viviendas del estado.

Aunque cientos de donantes han contribuido a las campañas en contra de la medida, un puñado de donantes han representado una gran parte de la cantidad recaudada. Essex Property Trust, un inversionista de San Mateo, ha contribuido con más de $2.4 millones de dólares. Equity Residential, un fideicomiso inmobiliario de Chicago, ha donado más de $1.7 millones de dólares. Western National Group, una firma de inversión inmobiliaria de Irvine, ha aportado más de $3.7 millones de dólares. La Asociación de Agentes Inmobiliarios de California ha agregado $1.5 millones de dólares.

Eso sí: ningún oponente individual estuvo cerca de igualar el compromiso financiero de AHF. Antes de la última contribución de $10 millones de dólares, la fundación ya había donado cerca de $2.3 millones de dólares a la campaña que apoya la Proposición 10.

Aun así, el presidente de AHF, Michael Weinstein se muestra negativo respecto a la recaudación, manteniendo la fe en los votantes: “Sabemos que la oposición nos superará significativamente. El sueño de California está muriendo, y solo los votantes pueden salvarlo en noviembre”.