El tráfico y las calles dañadas cuestan $3,000 al año a cada conductor de Los Ángeles, según informe

Según TRIP, se necesita una inversión en mejoras de transporte a nivel local, estatal y federal
El tráfico y las calles dañadas cuestan $3,000 al año a cada conductor de Los Ángeles, según informe
Los atascos causan accidentes, gasto de gasolina y pérdida de productividad.
Foto: archivo

Las retenciones del tráfico y las carreteras dañadas están costando a los conductores del área de Los Ángeles casi $3,000 dólares por año, según un nuevo informe.

Titulado “El transporte de Los Ángeles por cifras: satisfaciendo la necesidad de la región de una movilidad segura, suave y eficiente”, el informe fue publicado el miércoles por el grupo nacional de investigación de transporte (TRIP), con sede en Washington, DC.

El TRIP encontró que cada conductor del área de Los Ángeles dedica $2,995 dólares cada año a lidiar con baches y carreteras agrietadas, sin olvidarse del uso de combustible, la pérdida de productividad y los accidentes derivados de la congestión del tráfico. Esto asciende a $61 mil millones de dólares en todo el estado.

Los $2,995 dólares pagados de media en L.A. se reparten así:
– Congestión: $1,774 dólares
– Costos de operación del vehículo: $921 dólares
– Seguridad: $299 dólares

Según el grupo, se necesita una inversión adecuada en mejoras de transporte a nivel local, estatal y federal para ayudar a aliviar la congestión del tráfico, mejorar las condiciones de carreteras y puentes, aumentar la seguridad y respaldar el crecimiento económico a largo plazo en California.

El informe también desveló que más de dos tercios de los principales caminos locales y estatales de California están en condición pobre o mediocre, y que 1,603 de los 25,657 puentes locales y estatales (20 pies o más) son estructuralmente deficientes. Además, las principales vías urbanas del estado están cada vez más congestionadas.

El año pasado, los legisladores estatales aprobaron un aumento de 12 centavos por galón en el impuesto estatal a la gasolina, prometiendo arreglar las carreteras de California, medida que puede derogarse en noviembre si pasa la Proposición 6.