Cómo una picadura de garrapata puede volverte alérgico a la carne

Cómo una picadura de garrapata puede volverte alérgico a la carne

A la mayoría de nosotros nos preocupa la enfermedad de Lyme o la Fiebre de las Montañas Rocosas (Rocky Mountain spotted fever) cuando nos pica una garrapata. Pero ahora, los científicos también dicen que las picaduras de garrapatas podrían provocar una alergia a la carne roja.

Esto se debe a que se ha demostrado que la picadura de las garrapatas, mayormente prevalente en el sureste de Estados Unidos, causa alergia a un carbohidrato conocido como alfa-gal, que se encuentra en la carne roja. 

Un nuevo estudio en la revista médica Annals of Allergy, Asthma & Immunology sugiere que una alergia a la carne causada por garrapatas puede ser más común de lo que se pensaba, y que esta alergia inducida por garrapatas podría explicar algunos casos de reacciones alérgicas severas para las cuales no se tenía una explicación previamente.  

El estudio que se llevó a cabo en una clínica de alergias en Tennessee encontró que en los casos en que la causa podía identificarse, la alergia al alfa-gal estaba detrás de alrededor de un tercio de los casos de anafilaxia (reacción alérgica grave) observados allí, haciéndola la causa conocida más común de las reacciones que trataron.

El autor del estudio Jay Lieberman, MD, profesor asociado en el Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Tennessee y vicepresidente del Comité de alergias alimentarias del Colegio Estadounidense de Alergia, Asma e Inmunología, se apresura a señalar que estos resultados no significan que un tercio de las reacciones alérgicas graves en todo el país se deba a los efectos de las picaduras de las garrapatas estrella solitaria, o que el alfa-gal es la causa número uno de anafilaxia en el país.

Sin embargo, las garrapatas estrella solitaria se están extendiendo, su hábitat ahora se extiende desde el sudeste casi hasta la frontera canadiense, lo que significa que más personas pueden encontrarse con ellas. Los científicos que estudian la alergia alalfa-gal estimaron en 2013 que más de 5,000 personas tan solo en el sudeste de los Estados Unidos podrían padecer de esta alergia.

Y Princess Ogbogu, MD, directora de la división de alergia e inmunología en el Centro médico Wexner de la Universidad Estatal de Ohio (que no participó en el nuevo estudio), dice que, por lo que ha visto en su práctica, es probable que muchas de estas alergias probablemente no se diagnosticaron, en parte debido a la falta de conocimiento de la alergia entre los pacientes e incluso entre muchos médicos.

Entonces, ¿qué tanto debería preocuparte esta alergia, que, en los Estados Unidos solo es causada por la picadura de una garrapata estrella solitaria? Hablamos con los autores del estudio y otros expertos para averiguarlo.

Lo que el estudio encontró

En el nuevo estudio, los investigadores del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Tennessee evaluaron los casos de anafilaxia que habían tratado entre 2006 y 2016. Encontraron 218 casos que cumplían con la definición de anafilaxia, una constelación de síntomas que pueden incluir urticaria, hinchazón de la lengua y los labios, dificultad para respirar, resuello, calambres abdominales, vómitos y presión arterial baja.

Los investigadores realizaron pruebas de alergia y evaluaron los historiales médicos de las personas para determinar la causa de la reacción, lo que pudieron hacer con una certeza razonable en 85 de los 218 casos.

De esos 85 casos, se descubrió que 28, o cerca del 33%, fueron causados por la alergia a la carne roja inducida por la picadura de garrapatas. Eso es más de lo que se cree que es causado por alergias alimentarias al cacahuate o maní, mariscos u otros.

Lieberman dice que la clínica ha realizado análisis similares en años anteriores, antes de que se descubriera la alergia a la carne roja provocada por el alfa-gal. En esos estudios anteriores, los médicos no pudieron determinar qué causaba un mayor porcentaje de casos de anafilaxia.

Los datos del nuevo estudio sugieren que un número significativo de los casos previos con una causa desconocida en realidad podría haberse debido a esta alergia recién descubierta.

Entendiendo qué son las alergias a la carne

No les queda del todo claro a los científicos por qué la picadura de una garrapata puede causar que una persona desarrolle una alergia a la carne roja, dice Lieberman, o cuán común es la alergia. Y tampoco les sucede a todos los que han sido picados.

Solo algunas personas a quienes les han picado las garrapatas estrella solitaria desarrollarán los anticuerpos que indican una posible alergia al alfa-gal, una sustancia en la carne roja. De las personas que sí desarrollan esos anticuerpos, dice Lieberman, algunos nunca mostrarán síntomas de una reacción alérgica a la carne roja.

También hay una diferencia intrigante entre la alergia a la carne roja a causa de alfa-gal y cualquier otro tipo de alergia alimentaria. Habitualmente, las reacciones alérgicas a los alimentos ocurren inmediatamente después de la exposición, en tan solo unos cuantos minutos. Sin embargo, en el caso de una alergia al alfa-gal, es común que no se tenga una reacción sino hasta varias horas después de comer carne roja, lo que puede hacer que sea difícil identificar al culpable.

Los investigadores vincularon por primera vez las picaduras de garrapatas con las alergias a la carne roja hace casi una década. Pero aún quedan muchas preguntas por responder sobre por qué algunas personas desarrollan la alergia y otras no, cuántas personas han sido afectadas y por qué la reacción a la carne roja se retrasa, en lugar de ser inmediata.

Los primeros signos de anafilaxia pueden incluir un sabor metálico, ardor, hormigueo o picazón en la lengua o la boca, dolor de cabeza y sentimientos de temor o confusión. Una reacción puede desarrollarse rápidamente y los síntomas graves incluyen hinchazón de la garganta, dificultad para respirar, vómitos, diarrea y otros.

Si crees que puedes estar experimentando anafilaxia, incluso si nunca antes has tenido una reacción alérgica, debes llamar al 911. (Si sabes que eres alérgico a alimentos y experimentas síntomas de anafilaxia, especialmente problemas para respirar, sibilancias o hinchazón de la garganta, debes usar un autoinyector de epinefrina, si tienes uno).

Cuando la reacción está bajo control, Ogbogu recomienda que los pacientes pregunten a sus médicos si la carne roja podría haber sido la causa de sus síntomas, ya que algunos podrían no saber acerca de la alergia a alfa-gal.

La alergia a la carne roja no tiene cura, así que, si te diagnostican, deberás evitar los alimentos que provocan una reacción. Eso podría incluir diferentes tipos de carnes rojas, e incluso a veces la leche (que también contiene alfa-gal), de acuerdo con UpToDate, una herramienta de toma de decisiones en línea para médicos.

En algunos casos, dice Lieberman, si las personas que han desarrollado alergias a alfa-gal evitan ser picados por garrapatas estrella solitaria (o las variedades que causan la alergia en otros países), sus niveles de anticuerpos contra alfa-gal pueden disminuir, y la alergia podría desaparecer. Sin embargo, no se sabe cuán común es esto.

Sobre la garrapata estrella solitaria

La clínica en este estudio se encuentra en Tennessee, que se encuentra justo en el corazón del territorio de la garrapata estrella solitaria. (Lieberman señala que esta puede ser una de las razones por las que su clínica ha visto tantas alergias a la carne roja, y que probablemente las cantidades podrían variar en otras áreas del país).

Las garrapatas estrella solitaria, llamadas así por la mancha blanca en la espalda de las hembras adultas, son más comunes en los estados del sur y del este. No obstante, al igual que con otras garrapatas, su distribución geográfica se está expandiendo, de acuerdo con Ellen Stromdahl, entomóloga jubilada del laboratorio de enfermedades transmitidas por garrapatas del Centro de Salud Pública del Ejército de Estados Unidos en Aberdeen Proving Ground, Md.

Las garrapatas estrella solitaria no causan la enfermedad de Lyme, como lo muestra un análisis reciente que Stromdahl llevó a cabo. Pero, junto con la propagación de la alergia a alfa-gal, también pueden transmitir las bacterias que causan otra enfermedad llamada ehrlichiosis. La ehrlichiosis puede causar fiebre, dolor muscular, náuseas, vómitos y, en raras ocasiones, erupciones. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), esta enfermedad es mortal en aproximadamente el 1.8% de los casos, aunque puede tratarse con antibióticos.

Es mucho menos probable que una garrapata estrella solitaria porte ehrlichiosis que una garrapata de patas negras porte la enfermedad de Lyme, señala Stromdahl. Pero las garrapatas estrella solitaria son mucho más agresivas que otros tipos comunes de garrapatas en los Estados Unidos. “Es más probable que encuentres lugares atestados de garrapatas estrella solitaria”, dice, y si has estado en su hábitat, seguramente acabaras con varias picaduras.

Protégete de las garrapatas

Al igual que con cualquier picadura de garrapata, es importante que no entres en pánico si descubres una, dice Lieberman. “La gran mayoría en este país y en otros lugares que son picados por garrapatas no desarrollan alergia a alfa-gal”.

Aun así, puedes tomar precauciones razonables para protegerte de las garrapatas y las enfermedades, o alergias, que pueden causar. Aquí te decimos qué hacer:

Usa un repelente de insectos efectivo si vas a estar en un área donde las garrapatas son comunes. La garrapata estrella solitaria y otros tipos de garrapatas prefieren áreas boscosas, arbustos y alta vegetación. Las pruebas de repelente de insectos de Consumer Reports han encontrado que algunos productos que contienen de 15 a 30% de DEET, 20% de picaridin o 30% de aceite de eucalipto de limón pueden proporcionar la mejor protección.

Vístete para la ocasión. Usa pantalones largos y mangas largas, y mete tus pantalones dentro de tus calcetines. Stromdahl también sugiere que uses ropa tratada con permetrina para protección adicional.

Mantén tu patio hostil para las garrapatas. Mantén cortada la hierba del césped, ya que las garrapatas aman la hierba alta. Limpia también la maleza y las malas hierbas. Encuentra más consejos sobre cómo proteger tu patio aquí.

Revísate bien, al final de cada día que hayas estado en territorio de garrapatas. Si encuentras que llevas alguna, elimínala adecuadamente. Y Stromdahl recomienda prestar atención a la ropa que llevabas puesta. Ponla en la secadora y usa el ciclo caliente para matar las garrapatas que puedan estar adheridas y deja tus zapatos  afuera al rayo del sol.

Consumer Reports no tiene ninguna relación financiera con los anunciantes en este sitio. Consumer Reports es una organización independiente sin fines de lucro que trabaja junto a los consumidores para crear un mundo justo, seguro y saludable. CR no apoya productos o servicios y no acepta publicidad. Copyright © 2018, Consumer Reports, Inc.