¿Cuáles son los autos que pierden más valor cuando salen del concesionario?

Algunos autos aunque sean de marcas muy sofisticadas, no garantiza el mantenimiento del valor en el mercado al salir del concesionario

La depreciación es un fenómeno que ocurre de diferentes maneras. Un producto se deprecia respecto a su valor original en el momento en que es usado, es decir, deja de ser un producto nuevo. Los objetos depreciados se convierten en artículos de segunda mano.

Un artículo de segunda mano aún todavía puede ser adquirido y representar una compra beneficiosa; comprar un auto usado no es un indicativo de una mala situación económica, sino del hallazgo de un tesoro oculto que todavía tiene mucho que dar.

El valor de reventa de un automóvil está determinado por varios factores; el mantenimiento que se le haya dado, la marca, el tipo de auto en cuestión, las millas recorridas, historial de accidentes, etcétera. Todos estos factores son importantes al momento de determinar el precio de reventa.

A continuación, vamos a realizar una lista de los diez autos que más se devalúan después de salir del concesionario. Entre menos un auto o marca conserve su valor después de salir del concesionario, más posibilidades tienes de adquirirlo por un cómodo precio.

¿Cuáles son los autos que pierden más valor cuando salen del concesionario?

FIAT 500L

FIAT 500L.jpg
Fuente: Autocosmos.com

El primer modelo de nuestra lista. Producido por FIAT desde el año 2012, este automóvil pierde un 34,6% de su valor original en el periodo de 1 año posterior a su uso.

Volvo S60

Volvo S60.jpg
Fuente: Autocosmos.com

Este modelo hecho por el fabricante sueco cuenta ya con dos generaciones en el mercado y con una tercera próxima a salir. Es el segundo en nuestra lista, con un porcentaje de depreciación al cabo de 1 año de 34,4%.

KIA Cadenza

KIA Cadenza.jpg
Fuente: Autocosmos.com

Se le conoce también como K7. Es un automóvil de turismo fabricado por la automotriz coreana KIA. Este sedán de cuatro puertas es considerado como el sucesor del KIA Opirus. Se deprecia en un 34,3% al cabo de 1 año de uso.

Nissan Maxima

Nissan Maxima.jpg
Fuente: CarAndDriver.Com

La primera generación de Nissan Maxima se lanzó en 1976 como una actualización de los automóviles Bluebird. No sería hasta 1980 cuando obtuviese su propia línea, cuya más reciente actualización data de 2016. Se deprecia un 34% respecto a su valor original al año de estreno.

Lincoln MKZ

Lincoln MKZ.jpg
Fuente: Autocosmos.com

Sedán de cuatro puertas cuya primera y única generación data del año 2006. Este automóvil fue hecho por Ford por medio de su marca Lincoln. Después del año de uso, este auto se deprecia en un 33,8%

Jaguar FX

Jaguar XF.jpg
Fuente: Autocosmos.com

Estamos frente a un auto ejecutivo de dimensiones medianas. Este vehículo está fabricado por la empresa británica Jaguar Land Rover, y su primera generación data del año 2007. Ocupa el sexto lugar en nuestra lista, con un porcentaje de depreciación de 32,3%.

FIAT 500

FIAT 500.jpg
Fuente: CarAndDriver

Segundo modelo FIAT de nuestro listado, que se presta a confusión con el primero en ser mostrado. Su producción comenzó en 2007. Se deprecia un 31,9% respecto a su valor origina al cabo de 1 año de uso.

Cadillac ATS

Cadillac ATS 2018.jpg
Fuente: Cadillac

Podemos encontrar este vehículo como un sedán de cuatro puertas o como un cupé de dos. El primer estilo terminó su producción este año, mientras que el segundo sigue vigente. Es el antepenúltimo de nuestra lista, con un porcentaje de depreciación de 31,8%.

Chrysler 300

Chrysler 300.jpg
Fuente: Autocosmos.com

Conocido también como Lancia Thema en Europa, este auto ha sido construido por cuatro fabricantes distintas desde 2005. Su porcentaje de depreciación es de 31,7%.

Buick Regal

 

Buick Regal.jpg
Fuente: Autocosmos.com

Entre los autos que más se deprecian en el lapso de un año, el Buick Regal es el mejor de todos en cuanto a la conservación de su valor, ya que se deprecia solamente en un 31,2%

Estos son algunos de los factores que determinan el precio de reventa:

  • Libro de revisiones
  • Historial de accidentes
  • Kilómetros recorridos
  • Cantidad de propietarios
  • Imagen de la marca
  • Estado general del coche

Quienes revenden autos están conscientes de este y muchos factores, por lo que se esmeran por cuidar el auto que está en uso en orden de sacar de él la mayor ganancia posible.

Concluida la lista, es momento de que decidas si prefieres hacerte con un automóvil completamente nuevo o si gustas de uno ya usado, pero bien conservado.

Fuente: Autocosmos.com