La forma más efectiva de tratar los piojos de la cabeza

La forma más efectiva de tratar los piojos de la cabeza

Si tienes hijos pequeños que vuelven a la escuela este otoño, querrás saber sobre los piojos: qué son, cómo protegerse de ellos y qué hacer en caso de que lleguen al cabello de tu hijo. 

Los piojos son insectos sin alas del tamaño de una semilla de sésamo [ajonjolí] que se alimentan de sangre humana. No transmiten enfermedades, pero sus picaduras causan picazón intensa, que puede provocar llagas y posibles infecciones secundarias.

Los súper piojos son como los piojos comunes, excepto que han adquirido mutaciones genéticas que los hacen resistentes a los insecticidas vegetales llamados piretrinas y sus primos sintéticos, los piretroides. Estos son los ingredientes activos en la mayoría de los champús contra piojos de venta libre.

Algunos estudios sugieren que de dos tercios  a tres cuartos de todos los piojos ahora son súper piojos. Un estudio reciente encontró que la proporción podría ser aún mayor: El 95% de los piojos que se recogieron en 48 estados fueron súper piojos.

Eso significa que si tu hijo tiene piojos, aproximadamente 8 millones de casos se reportan en los Estados Unidos cada año, vas a necesitar más que una visita rápida a la farmacia. 

Protege a tu familia

Los piojos pueden arrastrarse de una cabeza a otra en segundos, por ejemplo, cuando hay contacto cabeza con cabeza cuando los niños juegan o cuando comparten un peine o una gorra.

Si un amigo, un pariente o la escuela de tu hijo reporta una infección (o infestación) de piojos, revisa a tu hijo de inmediato. Un solo piojo hembra puede depositar hasta 6 pequeños huevos color perla o liendres en un día. Ponen sus huevos cerca de la base del tallo del cabello, especialmente detrás de las orejas o en la parte posterior del cuello. La primera infección de un niño podría no detectarse durante un mes, porque ese es el tiempo que lleva desarrollar una sensibilidad a la saliva de los piojos, que es lo que causa la picazón. Durante ese primer mes, podrías confundir una infección por piojos con la caspa o el eczema, pero una infestación de piojos no desaparece después de lavar la cabeza con champú. 

Si tu hijo tiene piojos, todos los miembros de la familia deben revisarse y tratarse, si es necesario. No es necesario que enloquezcas con la limpieza de la casa porque los piojos no durarán mucho si caen de una persona y ya no pueden seguir alimentándose. Para evitar que se repita la infestación, concéntrate en limpiar las cosas con las que la cabeza de tu hijo tuvo contacto directo en los últimos días.

Lava o seca la ropa y la ropa de cama a temperaturas superiores a 130 °F. Esto matará a los piojos y liendres que allí hayan quedado. Coloca la ropa u otros artículos que no se puedan lavar en una bolsa de plástico sellada por dos semanas o ponlos en la secadora. Coloca los peines y los cepillos en agua muy caliente durante 5 a 10 minutos. Enseña a tus hijos pequeños a no compartir peines, adornos para el cabello o gorras, y pídeles que guarden sus chaquetas en sus mochilas en la escuela, en lugar de colgarlas en un gancho comunitario. 

Evita estos productos

Champús protectores: estos productos afirman que pueden prevenir o reducir el riesgo de contraer piojos, pero la evidencia es escasa. La Comisión Federal de Comercio acusó al fabricante de al menos uno de estos productos de hacer comercialización falsa.

Medicamentos de venta libre para matar piojos: como se señaló, es poco probable que los productos de venta libre que contienen piretrinas o piretroides (como la permetrina) ofrezcan un gran alivio, dado que muchos de los piojos son ahora resistentes a esos químicos. De hecho, podrían prolongar el sufrimiento de una persona, ya que no se sabrá si el producto está funcionando hasta varios días después.

Fumigantes de viviendas: estos productos químicos pueden ser tóxicos si se inhalan, y suponen un riesgo de explosión si se acercan a una fuente de calor. También son innecesarios. Como se mencionó anteriormente, los piojos no pueden vivir por mucho tiempo lejos de la cabeza humana, donde extraen sangre para alimentarse. Así que, la mayoría de los piojos que estén en la casa morirán de todos modos. 

Recetas costosas: omite los productos que contienen lindano. Este químico es neurotóxico y carcinógeno para los humanos, y se ha relacionado con informes de convulsiones e incluso muertes por uso indebido.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) ha aprobado otras recetas para matar piojos en la última década. Una de ellas, Ulesfia, que contiene altos niveles de alcohol y funciona sofocando los piojos. Otra, Natroba, contiene una substancia química derivada de una bacteria que actúa sobre los sistemas nerviosos de los piojos (se sobreexcitan, luego se paralizan y luego mueren). Un tercero, Sklice, contiene ivermectina, que también se deriva de bacterias y actúa sobre el sistema nervioso de los piojos (la ivermectina también es un medicamento veterinario común).

Estas recetas más recientes pueden funcionar contra los piojos porque actúan a través de mecanismos diferentes a los de las piretrinas o los piretroides. Pero tendrás que ir al médico, y estos productos son caros: $100 o más por un solo tratamiento. Es más, no necesariamente matan los huevos de los piojos. Y debido a que los niños pequeños tienen la piel más delgada, son más susceptibles a absorber estos químicos a través del cuero cabelludo y a los efectos secundarios que puedan causar.

Remedios caseros: algunos tratamientos alternativos, como la mantequilla, el aceite y la vaselina, se basan en sofocar o ahogar a los piojos, pero un estudio de 2018 sugiere que esta estrategia podría no funcionar. Los investigadores encontraron que el 100% de los piojos evaluados sobrevivieron 8 horas sin oxígeno y 6 horas sumergidos en agua. Muchos fueron capaces de sobrevivir en esas condiciones durante mucho más tiempo.

Prueba algo más simple

Nuestros expertos dicen que el mejor enfoque es también el más fácil: usar un peine húmedo.

Cubre el cabello y el cuero cabelludo de tu hijo con un acondicionador o un lubricante seguro como el aceite de oliva. Usa un peine de dientes anchos para separar el cabello en secciones. Luego usa un peine de metal para sacar piojos o liendres, concentrándote en el área cercana al cuero cabelludo. Después de pasar el peine, límpialo en una toalla de papel e inspecciona si hay piojos. Continúa peinando hasta que ya no salgan piojos; una sola sesión puede tomar de 15 a 60 minutos dependiendo de la longitud y el grosor del cabello.

Repite cada 3 o 4 días durante varias semanas, y continúa pasando así el peine por el pelo durante 2 semanas después de cualquier sesión donde encuentres un piojo adulto. 

Consumer Reports no tiene ninguna relación financiera con los anunciantes en este sitio. Consumer Reports es una organización independiente sin fines de lucro que trabaja junto a los consumidores para crear un mundo justo, seguro y saludable. CR no apoya productos o servicios y no acepta publicidad. Copyright © 2018, Consumer Reports, Inc.