Trump acusa a Google de “manipular” datos en su contra

La semana próxima, los ejecutivos de Facebook, Google, y Twitter darán testimonio ante el Congreso sobre la censura
Trump acusa a Google de “manipular” datos en su contra
Trump arremete contra Google.
Foto: Sean Gallup/Getty Images

WASHINGTON — El presidente Donald Trump despertó este martes con la expresa idea de hacer una búsqueda de su nombre en Google y, descontento por la supuesta manipulación de los resultados, sopesa medidas para regular a la empresa tecnológica.

Durante y desde la contienda presidencial de 2016, Trump hizo de la prensa uno de sus blancos favoritos, acusando a los periodistas de una sesgada cobertura en su contra.

Ahora, aparentemente el mandatario cree que Google también conspira para ofrecer a la opinión pública una cobertura negativa de su Administración y de grupos conservadores, y ha dejado entrever que tomará medidas al respecto.

Poco antes de las seis de la mañana hora local, Trump recurrió a su cuenta en Twitter para acusar a Google de solo incluir en los resultados de búsqueda los artículos y puntos de vista de “los medios de noticias falsos”.

Trump se hizo eco de las quejas de partidarios de que Google suprime o margina a los medios republicanos y conservadores, para realzar únicamente a medios como CNN, “donde casi todas las notas y noticias son MALAS”.

El mandatario cuestionó si la presunta manipulación de Google es “ilegal”, y aseguró que su Administración responderá a esta “muy seria situación”.

Pocas horas después, Trump eliminó los primeros mensajes, pero los sustituyó con otros muy similares.

En declaraciones posteriores en el Despacho Oval, Trump matizó que, a su juicio, “Google verdaderamente está tomando ventaja de mucha gente”, y eso es “algo  muy serio”. También culpó a Twitter de querer silenciar voces, y advirtió a ambas empresas que “tengan cuidado porque no se puede hacer eso a la gente”.

“Tenemos literalmente miles y miles de quejas, y no se puede hacer eso. Asi es que creo que Google y Twitter y Facebook están navegando en territorio muy problemático y tienen que tener cuidado. No es justo para grandes porciones de la población”, se quejó Trump.

Se desconoce si en Twitter el mandatario hacía alusión a un estudio no científico, realizado por el medio conservador “PJ Media” que alegó, sin pruebas, que el 9 6% de los resultados de Google sobre Trump arroja sólo artículos de medios de tendencia “izquierdista”. El estudio no corroborado fue compartido por figuras conservadoras en Twitter.

Más adelante, el asesor económico de Trump, Larry Kudlow, dijo a los periodistas en la Casa Blanca que la Administración “está viendo” qué hacer para regular a Google y así contrarrestar su presunta confabulación con medios que critican a Trump.

“Les avisaremos. Lo estamos viendo”, dijo Kudlow, sin entrar en detalles.

La Casa Blanca no ha respondido a una solicitud de este diario sobre qué tipos de medidas sopesa para “castigar” a Google.

Por su parte, Google replicó en una declaración enviada a los medios que su sistema de búsqueda en internet no tiene absolutamente ninguna motivación política.

Cuando los usuarios hacen búsquedas en el portal de Google, “nuestra meta es asegurar que reciben las respuestas más relevantes en cuestión de segundos. La búsqueda no se usa para establecer una agenda política, y no sesgamos nuestros resultados hacia una ideología política”, dijo la empresa.

Google precisó que, cada año, la empresa realiza “centenares de mejoras” en sus algoritmos para asegurar que dan los mejores resultados de búsqueda de los usuarios, y que estos “jamás” se utilizan “para manipular un sentimiento político”.

La empresa no indicó si respondería con demandas a posibles medidas de censura o restricciones de la Administración.

No es la primera vez que Trump arremete contra el sector tecnológico, ya que el mes pasado también acusó a Twitter de discriminar y silenciar a voces conservadoras.

A principios de este mes, empresas como Apple, Facebook, Google, Pinterest y Spotify tomaron medidas para purgar de sus páginas toda clase de contenido del líder ultraderechista Alex Jones, a quien acusaron de violar sus políticas contra el acoso y lenguaje motivado por el odio racial.

El próximo 5 de septiembre, los principales ejecutivos de Facebook, Twitter y Google acudirán a una audiencia en el Congreso sobre la censura y las medidas que han tomado para evitar una interferencia en los comicios legislativos de noviembre.

Esa audiencia se producirá casi un año después de que esas empresas rindieron testimonio sobre la intromisión de Rusia en los comicios presidenciales de 2016, en parte mediante la difusión de noticias falsas o manipulación de información en las redes sociales.

Trump ha dicho en más de una ocasión en mítines políticos que los periodistas son “enemigos del pueblo”, azuzando a sus seguidores a abuchearlos.

El acoso de algunos ha creado situaciones de riesgo para los periodistas, y ahora algunos medios contratan a agentes de seguridad para ciertas coberturas.

Recientemente, el diario “The Boston Globe” lideró una iniciativa en la que más de 300 publicaciones, incluyendo este diario, publicaron editoriales a favor de la libertad de prensa como herramienta indispensable de la democracia en Estados Unidos.