California busca que los indocumentados sean parte de las juntas locales y comisiones estatales

Quienes no tengan un permiso para trabajar no podrían cobrar en las posiciones de paga
California busca que los indocumentados sean parte de las juntas locales y comisiones estatales
Lizbeth Mateo acaba de abrir su propia oficina de leyes, aunque ella sigue sin documentos legales. (Aurelia Ventura/La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

La legislatura de California aprobó una medida para dar acceso a las mesas directivas de las juntas locales y comisiones estatales a los inmigrantes indocumentados.

De ser hecha ley por el gobernador Jerry Brown, la SB 174 del senador Ricardo Lara (D-Bell Gardens) se convertiría en el primer estado de la nación en permitir a los indocumentados ser miembros de juntas y comisiones.

Además este proyecto de ley, enmienda una obsoleta ley que bloquea que los hijos de inmigrantes chinos, japoneses-americanos, afroamericanos, judíos y algunos católicos para que participen en la vida cívica.

Según el código gubernamental de la sección 241, un ciudadano de California es definido como alguien que nació en el estado, “excepto los hijos de extranjeros temporales y cónsules y ministros o pastores”.

La SB 174 borra el lenguaje acerca de los “extranjeros temporales”, aunque no cambia los requisitos que exigen ser residente y ciudadano de los Estados Unidos para que una persona mayor de 18 años pueda votar y contender por un puesto de elección.

Los inmigrantes son parte integral del éxito de California, pero el racismo y la exclusión son parte de nuestra historia también”, dijo el senador Lara.

“El Acta de Inclusión de California es fundamentalmente acerca de buen gobierno. La SB 174 rechaza nuestra historia de exclusión y establece que se hacen mejores políticas cuando escuchamos las voces de todos los californianos, independientemente de dónde nacieron y cómo lucen”, comentó.

La foto muestra una reunion de la Comisión de California de Ayuda Estudiantil. (@castudentaid)

En la actualidad, los inmigrantes en California contribuyen con casi un tercio de la producción económica del estado y uno de cada tres de los propietarios de negocios. La mitad de todos los niños de California, tienen al menos un padre inmigrante.

Entre los grupos que apoyan la medida de Lara figuran el centro Asian Americans Advancing Justice.

“California ha logrado ser la quinta economía más grande del mundo, en parte por las contribuciones de las comunidades inmigrantes a nuestro estado”, dijo Andrew Medina, gerente de políticas de Asian Americans Advancing Justice.

“Al involucrar a las comunidades inmigrantes a nuestra vida cívica no solo beneficiamos la integración del inmigrante, sino que las voces relevantes serán representadas y se reflejarán en las políticas estatales que impactan nuestras poblaciones inmigrantes”, agregó.

Rosa Barrientos, organizadora de la Red de Soñadores de California (California Dream Network), dijo que los jóvenes inmigrantes contribuyen a sus comunidades, pero su estatus migratorio los detiene de participar en la vida cívica.

“La SB 174 busca romper esa barrera y urge al gobernador a promulgarla”, dijo.

California tiene miles de juntas locales y comisiones. La mayoría de las posiciones en esos órganos no son pagados. Van desde juntas escolares hasta comisiones de agricultura, recursos acuíferos y estudiantes universitarios.

Ejemplos

Si una persona está autorizada para trabajar bajo las leyes federales, podrá recibir un pago si lo hubiera en algunas de estas agencias. De no ser así, pueden aún todavía ser comisionados sin pago.

Ese es el caso de Lizbeth Mateo, una abogada indocumentada quien en marzo de este año fue nombrada por el Senado estatal al Comité Asesor de la Comisión de Ayuda Estudiantil de California. Mateo no recibe paga alguna.

La SB 174 ya fue aprobada por la legislatura y será enviada en los próximos días al gobernador Jerry Brown para su firma o veto.

La organización antiinmigrante We the people rising se opone a la medida, ya que según ellos, los nombramientos implicarían darles una compensación y subsidios a los inmigrantes sin papeles.