Al Gore: “La solución contra el cambio climático viene de las propias comunidades”

El líder y premio Nobel de la paz instó a la comunidad latina a votar y cambiar la política estadounidense al respecto
Al Gore: “La solución contra el cambio climático viene de las propias comunidades”
Al Gore ofrece su presentación sobre el cambio climático en Los Ángeles.
Foto: Pilar Marrero

El ex vicepresidente Al Gore expuso este martes durante dos horas las pruebas más recientes del efecto del cambio climático en la Tierra: las crecientes temperaturas, la elevación de los océanos, la ruptura de los glaciares, mayor incidencia de desastres naturales: huracanes, incendios, sequías.

“¿Cuántos años vamos a observar todos estos efectos hasta que hagamos algo al respecto. Haremos algo finalmente?”, dijo Gore en varias ocasiones durante la presentación, con voz frustrada. “La respuesta a esa pregunta está en esta sala”

Delante suyo y escuchando su llamado a la acción, más de 2000 activistas, muchos de ellos jóvenes de diversos países del planeta, se reunieron en Los Ángeles por tres días -a partir de este martes- para aprender cómo luchar en sus comunidades en favor del medio ambiente.

Entre ellos estaba Sara Vargas Osorio, una colombiana residente en San Diego que habla tanto de este tema entre sus familiares y amigos que la catalogan de “fastidiosa”.

La estudiante de ciencias políticas con énfasis en estudios ambientales se gradúa en diciembre y se va a Panamá con el Peace Corps a enseñar estudios ambientales y resiliencia a comunidades de bajos recursos.

“Mi objetivo es enseñar en forma personal, que relacionemos lo que está pasando en el planeta con nuestras vidas”, dijo Vargas. “Por ejemplo, si un campesino en Cuba no puede plantar tabaco cuando se lo exige el gobierno porque los patrones del clima han cambiado, esas son cosas concretas que afectan a la gente todos los días”.

Gore es un guía para personas como Vargas y miles de activistas de todo el mundo. Desde que dejó la vicepresidencia de la nación y concedió una contenciosa batalla por la presidencia en 2000, Al Gore se ha concentrado en otra pelea de larga duración : la lucha contra el cambio climático que aqueja al globo y amenaza la vida, la economía y la supervivencia en la tierra.

La batalla no ha disminuido desde entonces, sino todo lo contrario, pero en una entrevista con La Opinión después de su presentación, Gore explicó que la solución viene de “abajo hacia arriba” y no al revés, porque lo que funciona, dice, es la presión de las comunidades.

“Esta ha sido una larga lucha, durante la cual he visto y aprendido que el factor más importante es la presión de las bases”, dijo Gore a este diario. “El sistema político comenzó a romperse mucho antes de que los rusos “hackearan” nuestra democracia, ya el dinero en política estaba siendo usado para doblegar a los políticos a la voluntad de ciertos intereses”.

Según Gore, el único remedio efectivo es movilizar a las personas a nivel de base. “Lo he visto funcionar”, dijo. “Mientras más gente se da cuenta de lo que está en juego, sus vidas, la economía, el planeta, y que las soluciones que existen benefician a todos los aspectos, entonces habrá que ver si los políticos continúan del lado de los contaminadores. Esto los llevará a cambiar”.

Todo ello ya está ocurriendo. Aunque la debacle climática sigue hacia adelante -Gore mencionó como ejemplo el mes pasado como el más caliente en la historia de Los Ángeles- ya se están llevando a cabo cambios importantes en todo el mundo en pro del uso de energías renovables como solar y viento.

Las comunidades de menores recursos, que viven en “junglas de concreto” o en zonas rurales, son las más vulnerables, explicó Gore, pero también, las que pueden hacer algo concreto para cambiar las cosas.

” Si solo la mitad de los votantes no registrados en la comunidad hispana, afroamericana y nativa de los Estados Unidos se registraron para votar y lo hicieran, todo el sistema político cambiaría de la noche a la mañana”, dijo Gore.

La consciencia de los temas de justicia ambiental ha crecido en muchas partes del mundo, dijo Gore.

“Las personas que viven en esos las comunidades ahora son muy conscientes de que es injusto que las tasas de asma y las muertes por otras formas de contaminación sean mucho más altas en las comunidades minoritarias. Y están viendo que aparte de la discriminación étnica y racial y las desventajas de la pobreza, la injusticia ambiental realmente está perjudicando a las familias y las comunidades”.

Gore ahora llama al cambio climático la “realidad climática”. Una afirmación que ataca de frente a los escépticos -o cínicos políticos- que han dicho que el cambio climático es un “engaño de los chinos” (Trump).

“Cada vez más vemos y escuchamos la voz de una defensora mucho más poderosa y persuasiva que exige el reconocimiento de la realidad, y esa es la madre naturaleza, “dijo el ex vicepresidente. “Los eventos que están ocurriendo, desafortunadamente con más frecuencia y severidad, abren muchos ojos, incluso entre aquellos que no quieren usar la palabra clima. Ahora están viendo y sintiendo eventos que sus abuelos les dicen que nunca ocurrieron antes”.

Gore elogió a la comunidad latina como “el grupo demográfico que más se preocupa por el medio ambiente y el clima”.

“Yo les digo gracias por apoyar un mundo más limpio y próspero y por favor, sean cada vez más activos en cambiar la política estadounidense”, apuntó.