Protéjase de las estafas relacionadas con el préstamo de su auto

Recurrir a empresas que prometen negociar por ti los créditos que tienes por tu auto, pueden ser la peor decisión
Protéjase de las estafas relacionadas con el préstamo de su auto
¡Cuidado! podrías perder tu dinero
Foto: Pixabay

Solicitar un préstamo o un crédito para financiar un auto nuevo es una gran responsabilidad para el comprador, esto debido a que existe un compromiso por un periodo importante de meses y quizá años, de pagar puntualmente cada letra.

Pese a ello existen momentos en los que no nos es posible pagar los créditos solicitados, esto debido a gastos que no estaban contemplados, cambios en la situación financiera de la persona y por supuesto, los famosos imprevistos.

Es entonces cuando en muchos casos se acercan empresas que aseguran que pueden conseguir tratos con la institución financiera con la que tenemos la deuda original y reducir el monto del pago que hay que realizar originalmente, a veces en altos porcentajes.

Otras empresas prometen “préstamos milagros” para apoyar a quien requiere liquidez y así hacer los pagos atrasados de su deuda con un prestador de créditos crediticios.

Estas empresas son dos casos diferentes pero igual de peligrosos, ya que en muchos casos, cuando decidimos hacer un “pequeño pago” para que -en el caso de las primeras- ayuden a detener los cobros bancarios o embargos, en realidad estamos echando nuestro dinero a la basura.

En alto porcentaje estas empresas no hacen esos pagos y solo se aprovechan de la necesidad de quien les contrata.

En el caso de los “préstamos milagro”, quizá te resuelvan en poco tiempo con pocas condiciones, pero con contratos con demasiados trucos y tasas de interés elevadísimas que a la larga terminan por ser mucho más complicados que pagar que la deuda original.

Por ello, como siempre te recomendamos recurrir a la empresa financiera, banco o concesionaria con la que tienes tu préstamo o crédito y negociar con ellos, seguramente encontrarán una solución para que no pierdas tu vehículo.