Una joven muere tres días después de una boda de ensueño

Casi la mitad de los sarcomas de tejidos blandos comienza en un brazo o una pierna con la aparición de una masa que crece con el paso del tiempo

La boda se celebró de urgencia en el hospital.
La boda se celebró de urgencia en el hospital.
Foto: Screenshot Inside Edition

Nina Marino, de 19 años, murió de cáncer tres días después de intercambiar sus votos con su esposo, Joey Williams, de 21 años, en una boda “de ensueño”.

Williams explicó que se conocieron cuando eran niños mientras asistían a un campamento de verano para niños con enfermedades graves. Marino tenía el síndrome VACTRL (un conjunto de anomalías) mientras que Williams sufría de defectos cardíacos congénitos y dolor crónico.

Se mantuvieron en contacto luego de darse cuenta de que vivían a solo unos minutos de distancia, y se convirtieron en inseparables.

“Básicamente nos criamos como hermanos y, a medida que fuimos creciendo, éramos mejores amigos”, dijo Williams. “Pasábamos todo el tiempo juntos”.

Fue durante un viaje a Disneyland en el verano de 2017 cuando se dieron cuenta de que tenían sentimientos el uno por el otro, y decidieron darle una oportunidad a una relación romántica.

“Le diagnosticaron cáncer un mes antes de que comenzáramos a salir”, recuerda Williams. “Se llamaba sarcoma indiferenciado, lo que significa que es un sarcoma (un tipo de cáncer que se origina en tejidos como los huesos o los músculos), pero no sabemos de qué tipo”.

Marino pasó el resto del verano recibiendo tratamiento de quimioterapia y sometiéndose a cirugía para extirpar un tumor en la parte posterior del cráneo.

“Siempre intentábamos encontrar algo divertido y pasarlo bien”, contó Williams. “Nunca nos quedábamos en casa e intentábamos no estar tristes. Siempre estuvimos activos, haciendo algo. Ella siempre estaba feliz “.

La pareja se comprometió el mes pasado. Williams explicó que originalmente Marino había querido proponerle matrimonio en Disneyland, pero antes de que pudieran embarcarse en su viaje, ella enfermó y terminó en el hospital con un respirador.

“Entré a la sala de la UCI y ella estaba en la cama con las orejas de Mickey Mouse”, explicó Williams. “Estaban hechas de madera, y estaban grabados con láser, ‘¿Te casas conmigo?’ Dije que sí, por supuesto”, contó Williams a Inside Edition.

La condición de Marino empeoró cuando encontraron tumores en su pulmón el 3 de septiembre. Nació con solo un pulmón, lo que imposibilitó que recibiera un trasplante.

Ellos ya habían estado planeando su boda para más adelante este mes, que se celebraría en la capilla del hospital de niños donde Marino estaba, pero los médicos les dijeron que deberían planear casarse ese mismo día.

Su familia se puso en contacto de inmediato con el grupo de voluntarios que planificaba su boda, y Marino y Williams intercambiaron votos desde su cama de hospital en la UCI unas horas después.

“Le dieron tres vestidos de novia para que ella pudiera elegir su vestido. Decoraron toda la habitación con fotos, construyeron un arco sobre su cama de hospital para que nos casáramos “, recuerda Williams. “Fue hermoso. A ambos nos encantó “.

Marino murió solo tres días después.

Ahora, Williams está aprendiendo a vivir su vida sin su mejor amiga y novia, alo que sin duda va a ser duro porque estaban juntos desde que tenían 8 años.