Polestar, el auto de Volvo que puedes mirar, pero no podrás tener

La submarca perteneciente a Volvo no contará con tiendas físicas pero sí showrooms en los que podrás ver y tocar los autos pero no comprarlos

Polestar, el auto de Volvo que puedes mirar, pero no podrás tener
Un auto que será deseado pero difícil de obtener
Foto: Volvo

Polestar es la nueva submarca de la empresa Volvo para autos híbridos plug-in, del que se ha revelado ya el Polestar 1, mismo que podrás ver en los showrooms y concesionarios de la marca Volvo, pero no podrás comprar.

Polestar Spaces serán sitios en los que la gente podrá ver, checar, y aprender todo sobre la producción del vehículo, pero como el modelo de negocios no prevé comisiones para los vendedores de las concesionarias Volvo en las que se coloquen estos, no existe por tanto, la urgencia de venderlo.

La idea de la marca es abrir nuevos canales de venta que no incluyen los showroom, un ejemplo puesto por Tesla que no tiene tiendas físicas.

Los clientes de Polestar irán a estos sitios -si así lo desean- y una vez que estén seguros de adquirir el vehículo, finalizar el trámite online.

Además la marca está ofreciendo un modelo de suscripción que incluye seguro, mantenimiento, y la posibilidad de cambiar a modelos Volvo si así se desea.

De la misma forma, para tomar servicios, los propietarios no tienen que ir ni al Polestar Space ni a otro centro de servicio, simplemente agendar por medio de una aplicación la recolección y entrega del auto.

El primer Polestar Space se ubicaría en Nueva York y se tiene planteado ponerlo en funcionamiento en 2019, a él le seguirán nueve más ubicados en Atlanta, Boston, Chicago, Dallas (o Houston), Los Ángeles, Miami, San Francisco, Seattle y Washington DC.

El primer auto en ofertarse será el Polestar 1 un híbrido plug in que se basa en el Volvo S90 T8 pero con un chasis más corto y una carrocería de menor tamaño con una potencia total combinada entre el motor eléctrico y el de combustión de 591 caballos de potencia y un torque de 738 pies por libra.

El rango del motor eléctrico es de 93 millas y su precio de arranque es de $155 mil dólares aunque el costo de suscripción aún no ha sido anunciado.

La primera tanda de producción es de 500 autos a nivel mundial, 200 de ellos para los Estados Unidos y todos ya han sido vendidos.