Esta mujer fue ejecutada tras ser acusada de matar a su marido violento y abusador

Zeinab Sekaanvand, de 24 años, fue ejecutada después de haber estado detenida por seis años
Esta mujer fue ejecutada tras ser acusada de matar a su marido violento y abusador
La joven estuvo presa 6 años.
Foto: Getty

La joven kurda iraní condenada a muerte tras haber admitido que asesinó a su esposo a raíz de los “abusos físicos y verbales” que le infligía fue ejecutada  en una cárcel de Irán, según informó la organización Amnistía Internacional (AI).

Zeinab Sekaanvand, de 24 años, fue ahorcada la mañana del miércoles en la prisión central de Urmía, en la provincia occidental Azerbaiyán.

La joven estaba recluida allí desde febrero de 2012, tras “confesar” que había apuñalado a su esposo, Hosein Sarmadi, a raíz de los continuos “abusos físicos y verbales” a los que él la sometía.

Dos años después fue condenada a muerte, pese a que su confesión fue obtenida “bajo tortura por policías varones” que la interrogaron “sin un abogado presente”, afirmó AI, según reportó la agencia EFE.

En un comunicado, AI calificó la muerte de Sekaanvand como una noticia “horrible” y agregó que la joven fue víctima de un “juicio injusto”.

“El hecho de que su sentencia de muerte siguiera a un juicio groseramente injusto hace que su ejecución sea aun más escandalosa”, sostuvo Philip Luther, funcionario de AI para Medio Oriente y el Norte de África.

Luther recordó que poco después de casarse, a los 15 años, Sekaanvand solicitó muchas veces la ayuda de las autoridades porque su marido era violento, y, además, había reportado que su cuñado la violó repetidamente.

Agregó que, sin embargo, “las autoridades sistemáticamente la ignoraron y no le brindaron ningún apoyo como víctima de violencia doméstica y sexual”.

Asimismo, subrayó que durante el juicio, en el que por primera vez se le permitió contar con un abogado, la joven se retractó de su anterior “confesión” y alegó que había sido “forzada” a admitir el asesinato.

Sekaanvand iba a ser ejecutada hace dos años, pero la medida se pospuso porque estaba embarazada de un niño que nacería sin vida, tras haberse casado nuevamente en la cárcel.

AI advirtió que al ejecutar a Sekaanvand, Irán violó el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y la Convención sobre los Derechos del Niño, ambos ratificados por el país.