Medida W: Programa de agua limpia y segura

La medida W agregaría 2.5 centavos a los impuestos a la propiedad para garantizar el Programa de agua limpia y segura
Medida W: Programa de agua limpia y segura
La Cuenca de Oxford, en Marina del Rey, es uno de los proyectos de recaudación y limpieza de agua pluvial.
Foto: Departamento de obras públicas / Departamento de obras públicas de California

Cada año, el condado de Los Ángeles pierde miles de millones de galones de agua, por no poder recolectarla. Este es el caso del agua de lluvia que cae en las veredas, calles de pavimento y otras superficies impermeables que no absorben el agua, causando que esta termine en el mar.

El sistema de infraestructura para capturar el agua pluvial de la actualidad data de 100 años atrás. Esto, sumado al innegable cambio climático de los últimos años, resulta en la pérdida de miles de galones de agua de lluvia. En la actualidad, el condado de Los Ángeles solo cuenta con un tercio de agua local y necesita importar de Sacramento y Arizona los otros dos tercios de agua que consumen los angelinos.

El 6 de noviembre, los angelinos podrán votar a favor o en contra de la Medida W, conocida como Programa de agua limpia y segura, y cuyos fondos serán destinados a proyectos de infraestructura de aguas pluviales, en el condado de Los Ángeles.

La propuesta agregaría 2.5 centavos a los impuestos a la propiedad, por cada pie cuadrado de superficie impermeable del Distrito de control de inundaciones del condado de LA. Dicho impuesto no tiene fecha de expiración, pero sería reevaluado luego de 30 años.

El jueves por la mañana, en rueda de prensa, representantes del Departamento de obras públicas explicaron a la prensa los pormenores y alcances de la Medida W.

La medida busca detener, limpiar y recolectar la mayor cantidad de agua que se pierde al irse al mar. De pasar dicha medida, se podrían recolectar alrededor $300 millones de dólares al año”, explicó a La Opinión Edel Vizcarra, del grupo de relaciones gubernamentales y comunitarias del Departamento de obras públicas del condado.

Vizcarra destacó que dicho dinero quedaría en su respectiva comunidad. Esto es, el dinero de los impuestos recaudados, por ejemplo, en Long Beach, sería utilizado para Long Beach y no en otra comunidad.

Jolene Guerrero, la principal ingeniera civil del Departamento de obras públicas del condado, puso como ejemplo de los proyectos de recaudación y limpieza del agua pluvial,  pensados bajo la medida W, a la Cuenca Oxford, de Marina del Rey. La remodelación del lago, construido originalmente en 1959 para prevenir inundaciones, fue finalizada en 2015. La cuenca de Oxford es un proyecto multiuso, que cuenta con plantas indígenas, peces, aves y otros animales, que benefician al medio ambiente.

Cada proyecto es diferente y depende de las circunstancias geográficas de cada ciudad”, explicó Guerrero. En ciertas ciudades, por ejemplo, es necesario capturar el agua en tanques subterráneos.

De no ser aprobada la medida, el Departamento de Obras Públicas deberá recurrir a los fondos generales del condado y competir con otros proyectos, como por ejemplo, proyectos para la construcción o reparación de carreteras, o del Departamento de bomberos, entre muchos otros, explicó Guerrero.

Los proyectos de recolección y limpieza de agua pluvial son una respuesta a la legislación estatal de agua limpia (Clean Water Act), aprobada en 2012.