Lo que los autos con autopiloto pueden tomar de la tecnología de los aviones

Los aviones han estado volando en modo autopiloto por varios años, ¿por qué los autos no hacen lo mismo?
Lo que los autos con autopiloto pueden tomar de la tecnología de los aviones
El Lincoln MKX se inspiró en aviones y motocicletas.
Foto: Suministrada

¿Te imaginas un mundo donde todos los vehículos se manejan por sí solos? Un mundo donde lo vehículos escogen las rutas más rápidas, prestan atención a los señalamientos de tráfico y evitan que sucedan los accidentes automovilísticos más comunes – algo crucial en esta realidad porque los errores humanos son responsables por casi 90% de todos los accidentes automovilísticos –, todo esto sin la necesidad de un humano detrás del volante.

Pues esta es la fantasía que muchas compañías de tecnología como Google, BMW, Tesla, etc., buscan hacer realidad a través de los vehículos con autopiloto, o self-driving cars.

Estos vehículos, también conocidos como autos autónomos, son aquellos que combinan tecnología de sensores, radares y cámaras con la inteligencia artificial de una computadora para llegar a un distinto específico sin la ayuda de un piloto humano.

Por supuesto no todos los vehículos autónomos son iguales, algunos son más independientes que otros. Por ejemplo, la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico Vial de USA (NHTSA) clasifica a estos vehículos en 6 distintas categorías que van desde los vehículos que sólo ayudan a conductores a frenar y maniobrar el volante, hasta aquellos con total autonomía para conducir.

De cualquier forma, aún hay mucha tecnología por desarrollar para hacer que estos vehículos autónomos se vuelvan más comerciales, pero tal vez la industria pudiera aprender algunas cosas de los medios de transporte que ya se conducen en autopiloto todos los días: los aviones.

Entonces, ¿Qué pueden aprender los vehículos autónomos de los aviones? Estas son algunas cosas que se deben tomar en cuenta:

Diferencias entre autónomo y automatizado

En USA, es ilegal para un avión ser autónomo, solo puede ser automatizado bajo la supervisión de un humano. Esto es un punto importante porque la inteligencia artificial puede tomar decisiones que parecerían incorrectas para un humano, especialmente considerando que un vehículo pudiera manejarse así mismo junto a cientos más por las carreteras. Tan solo un error pudiera ser letal.

Hackers

Los aviones tienen un software conocido como DALA, el cual funciona sin la comunicación del internet, wifi o Bluetooth. Esto garantiza la seguridad de pasajeros que temen que un hacker tome control de un avión y suceda una desgracia, pero los automóviles ya funcionan con la tecnología  que les permite conectarse al internet. ¿Qué pasaría si los vehículos autónomos son jaqueados por otros?, ¿se puede confiar en la seguridad de una computadora con acceso a internet?

Modo autopiloto como una opción

Existen diferentes niveles de autonomía que se le puede dar a un avión. En caso de que la situación lo demande, un piloto puede retomar el control total del mecanismo de conducción. Los vehículos automáticos que se manejan solos, ¿tendrán esta alternativa? ¿Qué pasará si un conductor o pasajero decide abortar un viaje y el auto decide que no es posible? ¿Se convertirá en un preso del vehículo?

Todas estas preguntas ya se hicieron hace mucho tiempo, y hasta ahora los aviones y su sistema de autopiloto han funcionado relativamente bien. Sin embargo, los aviones no se vuelan solos, siempre hay alguien vigilando su progreso (un humano) y un experto detrás de su despegue y aterrizaje. ¿Se debe dejar que los vehículos autónomos se manejen libremente por sí solos? Esta es una pregunta que debemos contemplar y analizar, pero la respuesta puede estar en los miles de aviones que vuelan a diario.