La “Niña con Balón” de Banksy se vende aunque esté picada y cambia de nombre

Sotheby's hizo "historia mundial del arte instantáneo" y vendió la obra en $1,4 millones
La “Niña con Balón” de Banksy se vende aunque esté picada y cambia de nombre
"La Niña con el Balón" de Banksy estuvo en una exhibición en Londres en 2007.
Foto: Peter Macdiarmid/Getty Images

Al menos, eso es lo que dice en un comunicado la famosa casa de subastas de Londres acerca de “Girl with Balloon” de Banksy, que se redujo a tiras el viernes pasado durante una subasta, después de venderse por $1,4 millones de dólares, informa CNN.

View this post on Instagram

Going, going, gone…

A post shared by Banksy (@banksy) on

“El nuevo trabajo recibió un certificado de Pest Control, el organismo de autenticación de Banksy, y recibió un nuevo título: ‘El amor está en la papelera’“, dijo Sotheby’s en un comunicado el jueves.

La licitadora ganadora, identificada solo como una coleccionista europea y antigua cliente de Sotheby’s, confirmó su “decisión de adquirir el nuevo trabajo que se creó esa noche”. El precio de compra se mantuvo igual que el récord anterior del artista establecido en 2008.

Banksy, un artista británico de la calle conocido por sus atrevimientos, apareció la semana pasada en Instagram cuando realizó la broma del mundo en la subasta. El martillo del subastador cayó y su imagen icónica de una niña que buscaba un globo rojo con forma de corazón se deslizó repentinamente hacia una trituradora escondida dentro del marco de la imagen, dejando al menos parte del lienzo en tiras.

Sotheby’s afirmó que había sido “Banksy’d”.

Banksy resumió el truco en su cuenta de Instagram: “Going, going, gone…”, junto con una imagen de espectadores aturdidos cuando las tiras destrozadas emergieron del marco.

El sábado, un video publicado en la cuenta de Banksy en Instagram mostró que la una cortadora secreta estaba en el marco desde “hace unos años … en caso de que alguna vez se pusiera a subasta”. El artista también citó a Picasso: “La necesidad de destruir es también una necesidad creativa”.

La misteriosa compradora parece estar de acuerdo. “Cuando el martillo bajó la semana pasada y el trabajo se hizo trizas, al principio me sorprendí, pero poco a poco comencé a darme cuenta de que terminaría con mi propia pieza de historia del arte”, dijo, según la casa de subastas.

“Love is in the Bin” estará a la vista del público en las galerías de Sotheby’s New Bond Street en Londres el sábado y el domingo.