Llamado a comentarios públicos para detener la Regla de Carga Pública

Los cambios propuestos a la regla por la administración de Trump harían más difícil para los inmigrantes obtener una tarjeta verde o extender sus visas de no inmigrante si dependen de varios programas de asistencia.
Llamado a comentarios públicos para detener la Regla de Carga Pública
La Congresista Nanette Díaz Barragán (izq.) con una activista.
Foto: Nanette Díaz Barragán

Aunque la Administración del presidente Trump recientemente anunció cambios a la regla de carga pública, rumores sobre la propuesta han circulado durante meses, causando temor y ansiedad a muchas familias de inmigrantes y de estatus mixtos.

La regla está abierta al público para comentarios hasta el 10 de diciembre, lo cual nos da menos de 60 días para alzar nuestras voces y luchar contra esta perniciosa propuesta.

El término “carga pública” se refiere a una persona que puede volverse dependiente de asistencia gubernamental. Es importante tener en cuenta que la regla no es nueva y ha sido un componente de la política de inmigración de los Estados Unidos durante más de 100 años.

Los cambios propuestos a la regla por parte de la administración de Trump harían más difícil para los inmigrantes obtener una tarjeta verde o extender sus visas de no inmigrante si dependen de los siguientes programas de asistencia no monetaria: el Programa de Asistencia de Nutrición Suplementaria (SNAP, por sus siglas en inglés. Anteriormente, se llamaba Estampillas de Comida), programas de Asistencia para la Vivienda como la Sección 8, Vales de Vivienda y Asistencia para Rentar, Medicare Parte D y Medicaid que no es de emergencia.

Estos cambios son innecesarios y crueles.

Aquellos de nosotros que trabajamos con comunidades inmigrantes sabemos que estos programas generalmente se usan de manera temporal, y que ayudan a sacar a las familias de la pobreza y a salir adelante.

Las familias que trabajan por una vida mejor no deberían tener que elegir entre las necesidades básicas, como comida, refugio y atención médica, o la posibilidad de permanecer en el país en el que están tratando de construir una vida.

Los cambios propuestos son solo otro ataque contra las comunidades inmigrantes por parte de la administración de Trump y un intento de obligarlos a retirarse del proceso de ciudadanía.

Aunque la regla trata de provocar miedo en nuestras comunidades, cientos de personas, organizaciones sin fines de lucro, funcionarios electos y otros aliados comunitarios, están listos para luchar contra los cambios propuestos.

El proceso de hacer cambios a las reglas federales es largo, pero el período de comentarios públicos solo estará abierto por menos de 60 días, por lo que ahora es el momento de hacer escuchar nuestras voces sobre el impacto que esta regla podría causar a familias en todo el país.

Todos aquellos que se sientan cómodos enviando un comentario público, pueden hacerlo visitando este enlace. Si tiene alguna pregunta sobre cómo esto afecta su caso específico, consulte a un abogado o a una persona acreditada por BIA.

La Congresista Nanette Díaz Barragán (der.) con una activista.

Alrededor de la web