Impulsan medida electoral para crear banco que apoye a negocios de marihuana en Los Ángeles

Daría también a los angelinos más opciones para préstamos para vivienda accesible
Impulsan medida electoral para crear banco que apoye a negocios de marihuana en Los Ángeles
Marihuana para uso recreativo. / Foto: Getty Images
Foto: David McNew / Getty Images

Los líderes municipales impulsan una medida electoral que si es aprobada por los votantes en la elección de noviembre, enmendaría el chárter de la Ciudad para crear un banco en Los Ángeles que financiaría a los negocios de marihuana y ofrecería opciones para vivienda accesible.

“Como operador con licencia en el estado de California y en la ciudad de Los Ángeles, aplaudo la posibilidad de tener acceso a un banco en el futuro, ya que los riesgos de operar en efectivo son demasiado altos”, dijo Javier Montes, vicepresidente de UCBA, Trade Association, una asociación de negocios de canabis.

“Un banco público para la canabis sería óptimo y el camino correcto para tener seguridad en nuestros negocios; y en las ocasiones cuando pagamos nuestros impuestos en efectivo”, señaló.

En la actualidad, hizo ver que ellos tienen licencia y pagan impuestos. “¿Por qué no tenemos el mismo acceso a un banco, igual que cualquier otro negocio?… Es por eso que aplaudimos el esfuerzo de la Ciudad para contar con un banco público”.

El presidente del Concejo de Los Ángeles, Herb Wesson impulsa la medida B (Aurelia Ventura/La Opinion)

Aparentemente, la medida “B” no tendría ningún costo para los contribuyentes.

Este banco público se encargaría de proveer servicios financieros a los negocios locales, incluyendo a la industria de la marihuana, y para reinvertir en Los Ángeles a través de la adquisición, construcción y rehabilitación de vivienda accesible.

“El énfasis del banco mundial está en construir comunidades más fuertes a través de inversiones inteligentes que sirvan a la comunidad como la vivienda accesible”, dijo el presidente del Concejo angelino, Herb Wesson.

“No podemos darnos el lujo de hacer negocios con bancos de Wall Street, más interesados en hacer dinero sobre las espaldas de familias trabajadoras que en darle a los angelinos las herramientas para tener éxito”, agregó.

Si la medida se aprueba, Los Ángeles sería la primera ciudad de la nación en la que los votantes votan a favor de un banco municipal.

El presidente emérito del Senado, Kevin De León, dijo que demasiadas familias no tienen acceso al capital para satisfacer sus sueños de comprar una casa, pagar por el colegio y hacer inversiones.

El presidente emérito del Senado, Kevin de Leon habla de los beneficios de la medida B. (Aurelia Ventura/La Opinion)

“Es tiempo que saquemos las manos de Wall Street de los bolsillos de las comunidades y construyamos un sistema de bancos públicos que den prioridad a los latinos sobre sus resultados finales”, dijo.

Según el estudio de Datos de Vecindarios para el Cambio Social (NDSC) de 2015, casi 600,000 residentes en 46 de los 727 barrios del condados de Los Ángeles no tienen acceso a un banco o una caja de crédito.

Esto significa que uno de cada cinco barrios en el condado de Los Ángeles no tienen acceso local a alguna institución financiera.

Los residentes en estas áreas se han visto forzados a manejarse sin bancos en su vida diaria, y no pueden fácilmente depositar un cheque, pedir préstamos con instituciones responsables, o hacer cheques para pagar por gastos cotidianos.

La medida B busca corregir estos desaciertos y desigualdades

“Pavimentará el camino para la creación de un banco público que empodere a nuestras comunidades desde cero”, dijo Trinity Tran, cofundador de Public Bank LA.

“En Los Ángeles no estamos peleando por la aprobación de otra medida electoral más, sino que la medida B representa un rayo de esperanza para un nuevo sistema financiero que apoye la justicia y la equidad”, añadió.

El Sondeo Nacional de Familias sin Acceso a Bancos (FDIC) de 2015, encontró que 7% de las familias no cuentan con servicios financieros como cuenta de cheques y ahorros. En tanto, el 20% de las familias que tenían una cuenta en un banco, fueron forzados a salirse del sistema de la banca tradicional.