Fiebre azul por los Dodgers, ¿en qué parte de LA está esta casa?

Esta es la segunda vivienda que se tiñe de azul luego de que el equipo llegue a la Serie Mundial; los fanáticos no pierden la fe
Fiebre azul por los Dodgers, ¿en qué parte de LA está esta casa?
La Dodgers House #2 fue una colaboración de artistas locales de Los Ángeles; Chee, Fritz, Duem, Flek, Elias, Gee, Atlas, Deity, Play Nice y liderado por Héctor "Tetris" Arias. (Jacqueline García)
Foto: La Opinion

Mientras el ánimo de algunos fans de los Dodgers tambalea tras los primeros partidos perdidos ante las Medias Rojas de Boston, otros no bajan el entusiasmo y apoyan a capa y espada al equipo angelino durante la Serie Mundial 2018.

Este fin de semana, la fanaticada azul no solo estará disfrutando los emocionantes —y hasta cardiacos— partidos de los Dodgers en Chávez Ravine, sino que también podrá admirar el arte que una decena de artistas locales ha realizado en su honor.

La Dodgers House #2 ya está “sangrando azul”, aunque esta vez la vivienda cubierta de fervor deportivo se encuentra en el área Mid-City—al oeste de Los Ángeles.

Desde que los artistas locales, liderados por Héctor “Tetris” Arias, comenzaron el trabajo este miércoles, curiosos y fanáticos no han podido evitar detenerse para tomar, y tomarse, fotos de esta creación realizada en el complejo habitacional de tres viviendas localizado en el 1626 S. de la avenida La Brea que se encuentra desocupado.

Matilde Rivera llegó este viernes temprano acompañada de su nieta, Leila McElroy, a quien le pidió que le tomara algunas fotos frente a la casa.

“Mis tres hijos son muy fanáticos de los Dodgers y a los tres les gusta el arte”, dijo la mujer, quien confesó que se moría de ganas de ver la casa.

“Lo vi en las noticias y le dije a mi esposo, ‘¡Llévame!’”, señaló emocionada.

Matilde Rivera y su nieta Leila McElroy llegaron a la casa Dodgers para tomar fotos. (Jacqueline García)

Su nieta dijo que el trabajo realizado en la casa es impresionante pero a ella la tiene preocupada saber qué va a pasar en los próximos juegos con el equipo angelino.

“Cuando veo los partidos me pongo nerviosa pero emocionada también”, aseguró la joven de 23 años.

Fred Cooke fue otro fanático que llegó a la casa portando su chamarra azul de los Dodgers. Contó que se enteró de la casa por medio de un amigo y no pudo evitar llegar al lugar para verla con sus propios ojos.

En cuanto a los próximos juegos él piensa que el equipo está en el mejor momento.

“Solo le estamos haciendo pensar [a Boston] que pueden ganar”, dijo el fanático.

Mientras tanto Alicia Contreras tomaba fotografías desde la acera intentando capturar la mejor imagen para mostrarla a su familia.

“Yo no le entiendo nada al juego pero cuando escucho que mi hija aplaude y ondea las toallitas con mi nieto yo también aplaudo… Nos emocionamos mucho”, dijo Contreras, quien tiene la esperanza de que el equipo salga victorioso. “El que predice el futuro ya dijo que los Dodgers van a ganar” aseguró emocionada la fanática.

Fred Cooke llegó a la casa Dodgers para disfrutar el arte urbano. (Jacqueline García)

Trabajo en tres días

Arias es el artista que el año pasado se encargó de pintar la primera casa Dodgers en el sur de Los Ángeles, la cual atrajo miles de miradas.

Dijo que este año desde que comenzó a avanzar el equipo angelino la gente le preguntaba si habría otra “casa azul”.

“Entonces la compañía me llamó y era el instante de decidir si pintábamos la casa que apenas habían agarrado”, dijo Arias quien aceptó el reto. “Esta si es una casa grandota, la otra la pinté más rápido. Pero ya con la experiencia invité a algunos compañeros”.

“Esta sí es una casa grandota, la otra la pinté más rápido. Pero ya con la experiencia invite a algunos compañeros”.

Arias dijo que gastaron alrededor de 10 galones de pintura para cubrir la casa de azul y después fue dividida en ocho paneles para que cada artista realizará su trabajo sobre su parte del lienzo.

Todos los artistas que participaron en la casa son miembros de Wisdom And Imagination (WAI), una organización que se encarga de promover el arte urbano de Los Ángeles.

Rudy “Chee” Ruiz señaló que su aporte es una calavera que sobresale al lado de los edificios icónicos del centro de Los Ángeles pintados por otro artista.

Rudy “Chee” se encargó de pintar la calavera que llevará el logo de los Dodgers. (Jacqueline García)

“Este es para celebrar a los Dodgers y el Día de Muertos. La calavera tendrá una gorra de beisbol pintada en el ojo”, explicó con detalle.
El hombre, de 45 años de edad, dijo que disfruta mucho de pintar murales.

“Es saludable para nosotros. Otros roban y hacen drogas pero para nosotros esto es como terapia”, aseguró.

Mientras tanto, otro artista Fred “Fritz” Zavala Jr. dijo que lo más emocionante que ha experimentado mientras trabaja en este proyecto es cuando los autobuses amarillos escolares pasan y los niños corean la tan conocida frase “Let’s Go Dodgers, Let’s Go!”

“Es algo muy emocionante, aparte estamos demostrando al mundo cómo es el arte urbano de Los Ángeles”, dijo Zavala quien ha pintado murales por 10 años.

“Queremos liderar con el ejemplo y la motivación”.

Hector “Tetris” Arias es un artista urbano quien pinta la segunda casa que “sangra azul” en Los Ángeles. (Jacqueline García)

Regalo a la comunidad

Sonia Ramírez, agente de bienes raíces de Altamira Realty y Obsidian Develompent, dijo que el mural temporal en la Dodgers House #2 es un obsequio a la comunidad.

“Nosotros compramos propiedades y las construimos de nuevo… Cuando la casa queda vacía es la oportunidad perfecta para hacer algo bueno”, indicó.

“Apoyamos a los artistas locales y este es como un museo temporal para la comunidad que dura dos o tres meses y cambia”.

Las imágenes plasmadas en la casa van desde los icónicos jugadores como Fernando Valenzuela y Clayton Kershaw hasta los personajes más populares como Hello Kitty y la representación de la cultura mexicana con las calaveras del Día de Muertos.

Pero la parte más importante que a todo fanático le gustaría ver en la Dodgers House es que a la frase “World Series 2018”, que está en la entrada de la casa, se le pueda agregar la palabra “Champions” en unos días.