Mayoría de latinos desaprueba de Trump y la mitad cree que EEUU ha empeorado, dice encuesta de Pew

Siete de cada diez hispanos desaprueba de la gestión de Trump y la mayoría cree que sus políticas han perjudicado a la minoría más grande de EEUU
Mayoría de latinos desaprueba de Trump y la mitad cree que EEUU ha empeorado, dice encuesta de Pew
Latinos inmigrantes en Estados Unidos./ Archivo.
Foto: Mariela Lombard

WASHINGTON—La mayoría de los latinos desaprueba de la gestión del presidente Donald Trump y la mitad cree que la situación para los hispanos ha empeorado desde que éste llegó al poder en 2017, según indicó este viernes una encuesta del Centro de Investigación Pew.

Según la encuesta del Centro de Investigación Pew, la mayoría de los encuestados teme que ellos, o algún conocido, podría ser deportado, mientras que el 47% cree que la situación de la comunidad latina “se ha deteriorado en el último año”,  lo que representa un incremento del 32% desde que Trump ganó las presidenciales en 2016.

La difusión de la encuesta coincidió con el anuncio de un nuevo despliegue militar en la frontera sur, en el marco del combate que ha emprendido la Administración Trump contra la inmigración ilegal desde Centroamérica.

La encuesta de Pew reflejó el mayor nivel de ansiedad de los hispanos sobre la situación del país desde la “Gran Recesión” económica de 2008.

Muchos culpan a la Administración Trump por el deterioro de la situación de los latinos que, con un total de cerca de 59 millones de personas, conforman la minoría más grande de EEUU.

Se sienten perjudicados

El 67% cree que las políticas de la Administración Trump han sido “perjudiciales” para los latinos, un porcentaje mucho más alto que los registrados durante el gobierno de Barack Obama, cuando el 15% dijo lo mismo en 2010, o durante la Administración de George W. Bush, cuando el 41% tuvo esa opinión en 2007, indicó Pew.

En general, seis de cada 10 hispanos, o un 62%, se sienten insatisfechos con el rumbo del país, en lo que supone el mayor porcentaje de insatisfacción desde la “Gran Recesión” hace una década, cuando un 70% expresó la misma preocupación.

La encuesta dejó en claro que, como la comunidad latina no es monolítica, las opiniones variaron según la afiliación política: entre el 23% que se identificaron como republicanos, el 59% aprobó de la gestión de Trump, comparado con el 8% de los demócratas que opinaron lo mismo.

Además, sólo el 28% de los latinos republicanos consideró que la situación de los hispanos ha empeorado bajo el gobierno de Trump, en comparación con el 57% de los demócratas.

El sondeo hizo notar que, sin importar su afiliación política, el 59% de los hispanos inscritos para votar siente más entusiasmo por los comicios legislativos del próximo 6 de noviembre respecto a los de 2014.

Más de 29 millones de latinos son elegibles para votar este año, cuatro millones más que en los comicios legislativos de 2014. Los comicios definirán el control del Congreso, y los expertos han destacado un aumento de participación electoral de los hispanos, como candidatos y votantes.

La encuesta también encontró diferencias de opinión entre los latinos extranjeros y los nacidos en EEUU: los inmigrantes mostraron más preocupación sobre su lugar en este país, y el 66% de éstos “se preocupa mucho por la deportación”.

El 71% de los hispanos extranjeros cree que las políticas de Trump han perjudicado a los latinos como grupo social, en comparación con el 63% de los nacidos en EEUU que opinó lo mismo.

Dificultades por ser latino

Asimismo, aunque la mayoría de los latinos expresó orgullo por su herencia cultural, el 54% de los sondeados dijo que ahora es más difícil serlo en este país, y ese sentimiento de rechazo fue más pronunciado entre los hispanos extranjeros.

Cerca de cuatro de cada diez hispanos dijo que fue objeto de al menos un insulto o incidente ofensivo por ser latino en el último año, aunque una cifra similar dijo que recibió apoyo de otras personas.

Entre los que fueron objeto de incidentes ofensivos, el 38% dijo que éstos incluyeron discriminación o trato injusto; críticas por hablar en español en público; reclamos de que se regresen a su país, o fueron víctimas de insultos.

Los incidentes fueron más frecuentes entre los inmigrantes que entre los nacidos en este país.

Pesimismo en el bolsillo

El pesimismo de los hispanos va más allá del ambiente político, porque también afecta su evaluación de su propia situación económica: sólo una tercera parte cree que su situación financiera es “buena” o “excelente”, en comparación con el 40% que opinó lo mismo en 2015.

Tampoco tienen mucho optimismo de cara al futuro, ya que el porcentaje de latinos que cree que sus hijos tendrán un futuro más promisorio, con mejor situación financiera, bajó del 72% al 54% desde 2015.

Ese pesimismo contrasta con los informes halagüeños del gobierno sobre la baja tasa de desempleo entre los hispanos y el aumento paulatino de ingresos en sus hogares.

La encuesta se realizó por teléfono entre 1,501 adultos entre el 26 de julio y el 9 de septiembre pasados, y tiene un margen de error de más o menos 3,1 puntos porcentuales.