Grupo judío afirma que continuará trabajando con refugiados pese a masacre en Pittsburgh

HIAS asegura que no claudicará ante la política del miedo y seguirá dando asistencia a personas que buscan refugio o asilo en EEUU

Varios líderes de la comunidad judía en Pittsburgh rechazan la visita del presidente Trump.
Varios líderes de la comunidad judía en Pittsburgh rechazan la visita del presidente Trump.
Foto: Getty Images

WASHINGTON— El grupo judío que fue blanco de la masacre en Pittsburgh (Pensilvania) el sábado pasado afirmó este martes que permanece “ferozmente comprometido” con la labor de reasentamiento de refugiados en Estados Unidos e incluso ayudará a miembros de la caravana inmigrante si tienen casos de asilo legítimos.

La llamada “Sociedad Hebrea de Ayuda a Inmigrantes” (“HIAS”, por su sigla en inglés) lleva 137 años trabajando en el reasentamiento de refugiados en Estados Unidos a través de 18 afiliados, incluyendo el grupo que fue blanco de la masacre de once personas en la sinagoga “Tree of Life” el sábado pasado.

En declaraciones hoy a este diario, Bill Swersey, director de comunicaciones de HIAS, dijo que el grupo agradece los mensajes de solidaridad que ha recibido de decenas de miles de personas dentro y fuera de Estados Unidos, que les han pedido que continúen su labor con los refugiados.

“Estamos ferozmente comprometidos con nuestra labor, la gente nos lo ha pedido y no podemos dar marcha atrás, aunque estamos de luto por la masacre”, explicó Swersey en entrevista telefónica.

Respecto a la caravana inmigrante que atraviesa México camino a la frontera sur de EEUU, Swersey dijo que HIAS ayudará a quienes soliciten asilo “porque bajo las leyes estadounidenses tienen derecho a solicitarlo, y se deben respetar”.

“La gente que huye de la violencia, de la persecución, tiene derecho a pedir asilo. Si reúnen los requisitos, se les dará… el lenguaje usado contra la caravana solo es para meter miedo a la gente”, señaló Swersey.

David Ward, un exagente de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) dijo hoy en un programa de Fox News que hay criminales en la caravana migrante y que algunos podrían tener lepra, repitiendo afirmaciones de la Administración Trump sin ofrecer pruebas.

Al respecto, Swersey enfatizó que hay gente capacitada en la frontera para proteger la frontera y para separar a aquellos inmigrantes que puedan tener enfermedades infecciosas.

La organización sin fines de lucro, liderada por Mark Hetfield, trabaja a través de 18 afiliados y es una de 9 agencias que trabaja con el Departamento de Estado para el reasentamiento de refugiados.

HIAS fue creada en 1881 en un sector de Manhattan para ayudar a judíos que escapaban del genocidio y la violencia en Rusia y el Este de Europa y, según sus propios cálculos, a lo largo de su historia ha ayudado a más de 4,5 millones de personas que escaparon de la persecución.

Con el tiempo, HIAS ha trabajado también con refugiados de todo el mundo, no sólo con judíos, como fue su misión original.

El sábado pasado, en lo que se ha descrito como el peor ataque contra la comunidad judía en EEUU, HIAS fue blanco de una masacre a manos de Robert Bowers, un nacionalista blanco que había declarado en las redes sociales su odio contra los judíos.

Bowers dijo en la página web “Gab”, un sitio predilecto de nacionalistas blancos, que “a HIAS le gusta traer a invasores que matan a nuestra gente. No puedo quedarme sentado y ver cómo masacran a mi gente”.

La Administración Trump ha reducido drásticamente el número de refugiados que acepta anualmente en EEUU, de un techo de 110,000 durante la Administración Obama a 45,000 en el año fiscal 2018.

También fijó un nuevo límite de 30,000 para el año fiscal 2019 que acaba de iniciar el pasado 1 de octubre, como parte de sus esfuerzos por restringir aún más el riguroso proceso de asilo.

Pero Hetfield ha dicho que HIAS continuará su trabajo pese al clima anti-inmigrante en el país porque considera importa demostrar que “damos la bienvenida a los refugiados como comunidad”.

“Le dábamos la bienvenida a refugiados porque eran judíos. Ahora HIAS le da la bienvenida a refugiados porque somos judíos”, suele decir Hetfield, para destacar la labor solidaria de su comunidad con los inmigrantes.