Las 15 fobias más insólitas que no creerás que existen

Te sorprenderás con el temor extremo que sienten algunas personas con cosas o situaciones comunes de la vida

Sabemos que las fobias son condiciones que resultan en un miedo extremo y de vez en cuando irracional a determinados objetos o situaciones. Son padecimientos serios, que no deben ser confundidos con el simple temor.

Podemos decir que hay determinadas fobias que entran en el ámbito de lo común, como lo es la claustrofobia. No obstante, hay algunas que pueden ser juzgadas como raras o muy curiosas. Te presentamos a continuación una lista con las 15 fobias más insólitas.

1) Eufobia: miedo a escuchar buenas noticias

¿Hay alguna persona en el mundo que no le guste saber de buenas nuevas? Aparentemente sí, y puede que esas personas padezcan eufobia, el miedo a escuchar buenas noticias. Las personas que tienen esta enfermedad probablemente no quieran saber que han ganado la lotería.

2) Ergofobia: miedo al trabajo

Si no quieres trabajar, una de las excusas que puedes emplear es que descubriste que eres ergófobo; es decir, que le temes a trabajar. Sin embargo, decir esto sería un enorme irrespeto para las personas que padecen realmente esta condición, así que te recomendamos no hacerlo.

3) Somnifobia: miedo a dormir

fobias
Dormir puede ser terrible para algunos. Foto: Shutterstock

Los métodos que utilizan las personas que padecen de somnifobia para conciliar cierto descanso puede ser extremos. Quienes sufren de somnifobia afirman que temen mucho no poder despertar o que son muy vulnerables a alguna amenaza externa.

4) Urofobia: miedo a la orina

Podemos afirmar que todos le tememos a la orina de algún modo u otro; no está precisamente en nuestra lista de líquidos favoritos. Algunos fisiólogos asocian a la urofobia con la vergüenza a ejercer las necesidades fisiológicas.

5) Onomatofobia: miedo a los nombres

La onomatofobia puede hacer que las personas simplemente no puedan soportar escuchar ciertos nombres, o incluso el propio.

6) Efefobia: miedo a las personas jóvenes

Una de las fobias más curiosas de nuestra lista (y eso es mucho decir). Esta es una de las varias fobias relacionadas con grupos etarios.

7) Cromofobia: miedo a los colores

Las personas cromofóbicas puede temer a todos los colores o solamente a algunos.

8) Metrofobia: miedo a la poesía

Una justificación común de la metrofobia es que su composición parecer ser elitista y que ella puede ser tan compleja que su significado solo puede ser entendido por algunos, lo que se traduciría en un cierto tipo de exclusión.

9) Papirofobia: miedo al papel

fobias
El papel constituye el foco del miedo en esta fobia. Foto: Pixabay

Estamos hablando de un temor irracional hacia el papel. Existen determinados subtipos de esta fobia dependiendo del estado del papel.

10) Afefobia: miedo al ser tocados

Una de las preguntas que surge al conocer este tipo de fobia es la siguiente: ¿de cuántas cosas no se pierden quienes temen en exceso a ser tocados? Vale la pena reflexionar.

11) Falacrofobia: miedo a la calvicie

Podemos entender esta fobia en un determinado nivel. Ningún niño dice que una de sus metas de vida es ser una persona calva, pero hay límites. El origen de esta fobia puede vincularse con alguna experiencia traumática donde una persona sin cabello estuvo involucrada.

12) Fobofobia: miedo a tener miedo

fobias
Sensación de miedo permanente. Foto: Shutterstock

Esta es ciertamente una fobia paradójica. Los pacientes temen que contraer un miedo pueda mermar su calidad de vida.

13) Itifalobia: miedo a una erección

Una pregunta pertinente para esta fobia es cómo será la dinámica sexual de una persona que la padezca. Las personas con itifalobia no quieren pensar en un pene erecto, y no se sabe muy bien la razón.

14) Hipopotomonstrosesquipedalifobia: miedo a pronunciar palabras largas

Habíamos dicho que la fobofobia es una fobia paradójica. Pues bien, podemos decir que ésta es una extremadamente irónica.

15) Eisoptrofobia: miedo a los espejos

Esta fobia está relacionada con la superstición, ya que una prenoción común afirma que romper un espejo condena a la persona a años de mala suerte.

Fuente: culturizando.com