De Tijuana a Chiapas: estas son las cinco caravanas de centroamericanos

Conforme avanzan en el territorio mexicano, os contingentes se van dividiendo
De Tijuana a Chiapas: estas son las cinco caravanas de centroamericanos
Algunos migrantes desean quedarse en territorio mexicano.
Foto: EFE

MEXICO De sur a norte, México mira caminar a migrantes centroamericanos hacia Estados Unidos. De Chiapas a Tijuana–la ruta más larga y la menos insegura de un extremo a otro– siguiendo el ejemplo del primer éxodo que nació en San Pedro Sula, Honduras, y que ingresó a este país por la fuerza el pasado 19 de octubre.

De ese tiempo a la fecha sumaron en total cuatro caravanas que ingresaron al país, principalmente de hondureños y salvadoreños a los que también se han sumado guatemaltecos y nicaragüenses y una quinta satélite conformada por 80 integrantes de la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual y Transexual quienes, hartos del acoso, consiguieron autobuses para adelantarse al grupo mayor de alrededor de 5,000.

“Fue un apoyo de grupos de la sociedad civil”, dijo Ikar Mendoza, del grupo LGBT, al llegar a Tijuana en la vanguardia que partió desde la Ciudad de México; el resto (de la primera caravana) se distribuye aún en la región del centro occidente entre Guanajuato, Querétaro y Jalisco y algunos más al norte hasta Nayarit.

El Secretario de Gobierno del estado de Baja California, Francisco Rueda, dijo a la prensa local que el estado se prepara para recibir a las otras caravanas: la mayor de 5,000, y las otras que van apenas hacia la Ciudad de México una de mil 500 y otra de 500, así como otra en Tapachula, Chiapas de 2,000, personas principalmente de origen salvadoreño, aunque muchos de ellos están pidiendo asilo.

Tijuana cuenta con 15 albergues de la sociedad civil y Tijuana con 14, pero la dinámica de las caravanas es, más bien, instalarse en lugares públicos abiertos y el objetivo programado hasta ahora es la ciudad fronteriza (donde se concentrarán para pedir asilo en EEUU) es el sitio conocido como El Chaparral.

“Los organismos de la sociedad civil junto con los gobiernos municipales de Mexicali y Tijuana planean la posibilidad de abrir el espacio común donde se puede albergar a esta cantidad de personas para que no estén de una manera dispersa”, adelantó Rueda.

En Guadalajara, donde se encuentra el contingente más nutrido de la primera caravana que comenzó a llegar desde el fin de semana, el principal sitio de reunión se encuentra en el Auditorio Benito Juárez.

La segunda caravana camina desde Puebla a la Ciudad de México en grupos dispersos con apoyo del Grupo Beta del Instituto Nacional de Migración; la tercera, en cambio, quedó dividida por una riña en Matías Romero, Oaxaca.

De acuerdo con información local, los hondureños acusaron a salvadoreños de mal comportamiento. Irineo Mujica, de la organización Pueblos Sin Fronteras, que apoya la logística del éxodo, señaló a algunos salvadoreños por no “conducirse con respeto” y  por ello les pidieron separarse; los salvadoreños, por el contrario, argumentaron que los otros amenazaron con “destazarlos”.

En la cuarta caravana, todavía en Chiapas, encuentran algunos migrantes que ingresaron de forma legal y esperan la conclusión de sus trámites migratorios como los más de 3,200 que solicitaron asilo en México.