Protesta contra Mercury porque dicen afecta la educación pública de L.A.

Piden que la reserva del DIstrito Escolar Unificado de Los Ángeles se utilice para reducir el tamaño de las clases

A la protesta no solo acudieron padres, sino también maestros y alumnos del LAUSD. / Foto: Aurelia Ventura.
A la protesta no solo acudieron padres, sino también maestros y alumnos del LAUSD. / Foto: Aurelia Ventura.
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Más de 100 padres, maestros, estudiantes y miembros de la comunidad llevaron a cabo una ruidosa protesta contra la compañía Mercury Public Affairs por presuntamente afectar la educación pública.

“Esta empresa ha sido contratada por el superintendente Austin Beutner con el único propósito de ofuscar los temas y razones por la que estamos luchando”, dijo Tomás Flores, maestro de primaria en el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) por 29 años.

“No necesitamos relaciones públicas para dar una mejor cara. El problema del distrito, es no invertir en el futuro. La educación pública está por los suelos y necesitamos que mejore”, destacó.

Añadió que “California es la quinta economía a nivel mundial, y es una gran pena que solamente se invierta 11,500 dólares al año por estudiante en la educación pública”.

Un numeroso grupo de maestros, padres y alumnos protestaron afuera de las oficinas de la compañía Mercury News. (Aurelia Ventura/La Opinion)

Estamos pidiendo que la reserva del distrito, 1,860 millones de dólares se invierta en las escuelas”, señaló.

La protesta se llevó a cabo en el lobby de un edificio en el centro de Los Ángeles que alberga las oficinas de Mercury. Fue organizada por el Sindiato de Maestros Unidos de Los Ángeles (UTLA).

De acuerdo a los manifestantes, Mercury ha trabajado para proteger la corrupción de parte de compañías como Walmart, Manafort, Flint Michigan, la Asociación de Escuelas Charter de California y ahora del superintendente Austin Beutner.

Según dijeron, dicha empresa ha estado involucrado en políticas públicas dañinas, que no hacen nada para atender las causas de raíz de la crisis de la educación pública.

Quieren más maestros, más consejeros y más enfermeras en el LAUSD.  (Aurelia Ventura/La Opinion)

Guadalupe Ortiz Castro, madre de una estudiante de 15 años en el grado 9, dijo que está en desacuerdo con lo que hace el superintendente de guardar la reserva del LAUSD, cuando puede usar 200 millones para reducir el tamaño de las clases. “Hay salones de 50 estudiantes donde no hay ni sillas”, señaló.

Enfatizó que el superintendente no es una persona familiarizada con la educación de los hijos. “Es un banquero que solo sabe de dinero”, dijo.

Y remarcó que se necesitan menos niños por clase y más inversión para contratar enfermeras y consejeros.

“Mercury ha sido contratada para privatizar escuelas. Tiene algo en común con el superintendente cuya especialidad es privatizar la educación”, señaló.

mentario a la oficina del superintendente sobre la protesta contra Mercury que lo involucra, pero sus portavoces indicaron que no comentarían.

Al cierre de esta edición, Glenn Gritzner, portavoz de Mercury dijo que ellos están ocupando su tiempo en ayudar al distrito a trabajar mejor para todos los niños.

“Estamos tratando de asegurarnos que las necesidades de cada estudiante sean satisfechas y que ellos reciban una educación acorde a sus necesidades, capacidades y metas”, expuso

Demandas de UTLA

Usar la reserva de 1,860 millones para clases pequeñas, contratar 200 maestros, y 200 consejeros, crear escuelas comunitarias y contratar enfermeros.

Regular las escuelas charter.

Terminar con las inspecciones arbitrarias de estudiantes.

Eliminar los exámenes estandarizados.

Dar voz a los padres y maestros sobre los presupuestos escolares.

Apoyar un proyecto de ley estatal para cerrar una fisura legal que permite que los inversionistas paguen menos impuestos.

Apoyar un nuevo impuesto en la compra de artículos de lujo.

Apoyar una reforma al sistema de impuestos sobre las propiedades comerciales .