Editorial: Gracias por la lucha a favor del inmigrante

Estados Unidos es el hogar elegido por los inmigrantes atraídos por las oportunidades
Editorial: Gracias por la lucha a favor del inmigrante
Gracias a todos quienes defienden a los inmigrantes.
Foto: Drew Angerer/Getty Image

El relato del Día de Acción de Gracias es una historia de inmigrantes. De un grupo de personas que se veía perseguida y sin libertad en su país que en un momento necesitó la ayuda de los locales. Estos los auxiliaron compartiendo la mesa.

Esta narrativa, que no es precisa en términos históricos, es parte de un compendio de relatos en los cuales se basan los principios de nuestro país, como la libertad religiosa, la inmigración y la generosidad con el extranjero.

Este año no fue precisamente bueno para los inmigrantes. El discurso desde la Casa Blanca y las políticas implementadas por la administración Trump contradicen esos valores nacionales. Hubo momentos muy difíciles, de familias separadas, de redadas en lugares de trabajo, de insultos que llegan desde lo más alto del poder y de mentiras que despiertan resentimiento y odio.

Suele ser en los momentos difíciles cuando se reconocen ven los actos más generosos y los hechos más significativos para la defensa de los inmigrantes. A toda esa gente que los hace posibles va nuestro agradecimiento.

A los votantes que marcaron un récord de participación en las recientes elecciones. El resultado es la captura demócrata de la Cámara Baja, registrando el tercer mayor recambio de legisladores desde 1974. El rechazo de la mayoría de los estadounidenses a las políticas divisivas del gobierno unido republicano fue contundente. Ahora habrá un Congreso que cumpla con su labor de vigilar la Casa Blanca.

A las organizaciones legales que defienden las protecciones constitucionales ante el aluvión de medidas autoritarias de la administración Trump. La defensa de las protecciones de DACA y el reciente fallo sobre el asilo son el resultado de demandas judiciales presentadas por centros legales defensores de los derechos civiles.

A las organizaciones comunitarias y activistas que ayudan a los inmigrantes. Aquellas que asesoran y protegen a la gente. Las mismas que con sus denuncias y protestas impiden que los atropellos sean ignorados por los medios y la sociedad.

A los periodistas y medios, esos que la administración Trump llama “enemigos del pueblo” porque cuestionan el poder, desafían las mentiras y mantienen el compromiso con la verdad. Ellos son una brújula en una época de desinformación masiva.

Estados Unidos es el hogar elegido por los inmigrantes atraídos por las oportunidades. A veces, como ahora con la administración Trump, reina el enojo y la frustración ante la injusticia, incluso como para pensar en otros horizontes.

Sin embargo, creemos que los ideales que hicieron grande esta nación desde los peregrinos del Mayflower hasta hoy están vigentes.
Por eso, y por todos aquellos que ayudan a los inmigrantes, es este día estamos agradecidos de vivir aquí.