General Motors anuncia suspensión de ciertos modelos y despidos en Estados Unidos

La compañía quiere enfocar su producción en autos eléctricos y autónomos
General Motors anuncia suspensión de ciertos modelos y despidos en Estados Unidos
La reestructuración de la marca le costará a 8,000 personas su empleo
Foto: EFE/Archivo

La marca de autos General Motors anunció el 26 de noviembre que recortará empleos y detendrá la producción de ciertos modelos con pocas ventas para redirigir su atención a autos eléctricos y “acelerar su transformación para el futuro”.

“GM continúa tomando medidas proactivas para mejorar el rendimiento comercial general de la empresa que incluyen la reorganización de su personal de desarrollo de productos globales, la realineación de su capacidad de fabricación y la reducción de la fuerza laboral asalariada”, dijo la marca en un comunicado de prensa.

Esta es la mayor reestructuración en América del Norte para el fabricante de automóviles número 1 de USA, desde su quiebra hace una década, reportó Reuters.

En Norte América, GM recortará la producción de autos en tres plantas de ensamblado para el próximo año. En USA: Lordstown, Ohio y Hamtramck, Michigan,  y en Canadá: Oshawa, Ontario. Y la lista de producción de vehículos que posiblemente será detenida incluyen la Chevrolet Cruze, la Cadillac CT6 y el modelo Buick LaCrosse, según Reuters.

El comunicado también explica que “además del cierre anunciado previamente de la planta de ensamblaje en Gunsan, Corea, GM cesará las operaciones de dos plantas adicionales fuera de América del Norte para fines de 2019”.

Los trabajos que serán despedidos variarán entre ingenieros y ejecutivos, que la compañía explicó será un recorte del 15%, casi 8,000 empleos. Pero la más dura decisión, según la compañía, fue la del recorte de rangos ejecutivos del 25%.

En su plan para los próximos años, GM quiere priorizar la innovación de tecnologías que se enfoquen en la electrificación de autos.

La directora ejecutiva de GM, Mary Barra, dijo en una rueda de prensa el lunes que la compañía puede reducir sus gastos de capital anual en $1.5 mil millones para aumentar la inversión en vehículos eléctricos y autónomos, ya que ha invertido en nuevas generaciones de camiones y vehículos utilitarios deportivos.

Alrededor del 75% de sus ventas globales provendrán de solo cinco arquitecturas de vehículos a principios de la década de 2020, dijo Barra.