Administración Obama usó gases lacrimógenos en la frontera pero no contra madres y niños

DHS tiene una campaña de control de daños ante la condena por el uso de gases lacrimógenos para dispersar a inmigrantes
Administración Obama usó gases lacrimógenos en la frontera pero no contra madres y niños
La Patrulla Fronteriza lanzó gases a inmigrantes.
Foto: EFE/David Guzmán

WASHINGTON— La Administración Trump ha defendido el reciente uso de gases lacrimógenos contra migrantes en la frontera sur argumentando que fue necesario para resguardar la seguridad fronteriza y que también la Administración Obama lo hizo de forma rutinaria, pero no hay registro de incidentes contra madres y niños.

Según datos que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) envió hoy a este diario, la Administración del presidente Barack Obama también utilizó gases lacrimógenos en la frontera del suroeste, a un promedio de poco más de una vez por mes.

Entre el año fiscal 2012 y el año fiscal 2018, que concluyó el pasado 30 de septiembre, la Oficina de Aduanas y Control de Fronteras (CBP) ha usado gases lacrimógenos en la franja fronteriza en un total de 126 incidentes.

Los gases lacrimógenos en general son utilizados por unidades policiales antimotines y causan irritaciones respiratorias y de la piel pero, según DHS, no causan daños permanentes.

Año Fiscal 2012 2013 2014 2015 2016 2017 2018 TOTAL
Incidentes 26 27 15 8 3 18 29 126

El DHS no ofreció información sobre los primeros años del mandato de Obama (2009- 2017) pero, según sus cifras, entre 2012 y 2016 –el último año completo de su Administración- el total de incidentes fue de 79, lo que supone  un promedio de 1,3 al mes en ese período.

En el año fiscal 2017 hubo 18 incidentes con gases lacrimógenos, pero el DHS no detalló cuántos de esos ocurrieron en los cuatro meses que le restaban al mandato de Obama, quien entregó el poder el 20 de enero de 2017.

La CBP también ha documentado el uso de gas pimienta, otra sustancia irritante, en varias operaciones policiales. Entre los años fiscales 2012 y 2018, el número de incidentes con gas pimienta totalizó 540, o un promedio de 7 incidentes por mes, pero tampoco hay detalles sobre los primeros años de la Administración Obama ni las circunstancias.

Año Fiscal 2012 2013 2014 2015 2016 2017 2018 TOTAL
Incidentes 95 151 109 30 49 56 43 540

La difusión de estos datos del DHS surge en unos momentos en que la Administración Trump afronta duras condenas de grupos cívicos y humanitarios, luego de que fotos y vídeos muestran a madres y niños centroamericanos huyendo de una nube de gases lacrimógenos en la frontera entre Tijuana y San Diego (California) el domingo pasado.

En comunicados y declaraciones a la prensa, DHS y la CBP ha insistido en que los agentes no tuvieron más remedio que reaccionar así a miembros de una caravana de inmigrantes que intentaban irrumpir por la frontera y empezaron a tirar piedras y botellas contra ellos.

“Lo que ocurrió el domingo fue una misión rutinaria de protección fronteriza contra una violenta multitud de 1,000 personas. Este grupo estaba integrado casi exclusivamente por hombres y muchos tiraban proyectiles, incluyendo piedras y concreto, contra agentes de la Patrulla Fronteriza”, explicó el portavoz del DHS, Tyler Houlton.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah H. Sanders, por su parte, dijo ayer que la Administración jamás querría que hubiese niños expuestos a ningún tipo de peligro, y que los agentes sólo buscaban defenderse de los ataques.

“No olvidemos que esta no es la primera vez que se usa la fuerza no letal. De hecho, se utilizó el gas lacrimógeno en un promedio de un mes durante la Administración Obama para circunstancias muy similares” para dispersar a inmigrante, argumentó Sanders, sin explicar cuáles.

Horas antes, el jefe de la CBP en el sector de San Diego (California), Rodney Scott, también dijo que este tipo de incidentes tiene “consecuencias no intencionales”, agravadas por la presencia de madres y niños que también intentaban cruzar la frontera hacia EEUU.

Sin embargo, a preguntas de este diario, el DHS no ha podido precisar si durante la Administración Obama, los agentes de la CBP lanzaron gases lacrimógenos contra grupos de inmigrantes que incluyesen madres y niños.

Y una búsqueda en internet tampoco arroja datos específicos sobre el uso de gases lacrimógenos en la zona fronteriza en años anteriores a la Administración Trump.

De hecho, la CBP divulga con regularidad informes generales sobre el uso de la fuerza no letal, pero no suele desglosar o difundir a los medios de comunicación el tipo de arma utilizada.

El excomisionado de la CBP entre 2014 y el fin de la Administración Obama, Gil Kerlikowske, dijo al diario “The Washington Post” que jamás se le ocurriría “lanzar gases lacrimógenos a un país extranjero”.

“En realidad es un método indiscriminado, y si estás disparando hacia México, donde hay familias jóvenes y niños, no puedes determinar si quizá hay alguien con problemas respiratorios”, dijo el exfuncionario, quien supervisó reformas en el uso de la fuerza en la frontera.

A la defensiva respecto a su política migratoria, la Administración Trump siempre ha insistido que muchas de sus prácticas, incluso la separación de familias, fueron instituidas durante la Administración Obama.

Pero hay importantes diferencias en los últimos dos años: por ejemplo, la Administración Obama estableció prioridades para la deportación de inmigrantes indocumentados, comenzando con personas con antecedentes criminales o que eran una amenaza para la seguridad nacional, mientras que ahora todos los cruces ilegales están sujetos a un posible procesamiento judicial.