USCIS endurece reglas para empleados extranjeros de alto nivel

La nueva política establece lineamientos sobre periodos laborales y otros requisitos

USCIS continúa con sus ajustes en políticas migratorias.
USCIS continúa con sus ajustes en políticas migratorias.
Foto: Archivo OP

La oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) publicó un memorando de política (PM, en inglés) que establece los nuevos requisitos para empleados extranjeros de alto nivel que son enviados por sus empresas a los Estados Unidos con la visa L-1.

El principal ajuste es que una empresa que emplee a un beneficiario de este permiso de no inmigrante para laborar en los EEUU deberá demostrar que esa persona cumple con el requisito de un año laboral fuera del país, periodo que deberá contar en los últimos tres años previos a aplicar por su permiso.

“El requisito de un año de empleo en el extranjero solo se cumple cuando el beneficiario pasa físicamente fuera de los Estados Unidos trabajando tiempo completo para el peticionario o un organización calificada”, indica el memorando PM-602-0167 con fecha del 15 de noviembre.

La posición gerencial, ejecuitiva o de conocimiento especializado deberá ser demostrada por la empresa que desee enviar al empleado a los EEUU, aunado a que no se considerarán los viajes cortos (de negocios o turismo) del posible beneficiario de una visa.

Son dos los aspectos que la autoridad destaca de su nueva política, que obedece a la orden ejecutiva:

  • El beneficiario L-1 debe estar laborando físicamente fuera de los Estados Unidos durante un año continuo, excepto por viajes breves por negocios o placer.
  • El peticionario y el beneficiario deben cumplir todos los requisitos, incluido el año de empleo en el extranjero, en el momento en que el peticionario presenta la petición L-1 inicial.
  • El año de empleo en el extranjero debe ocurrir dentro del período de tres años anterior a la fecha en que se presenta la petición L-1.

“USCIS calculará el periodo de tres años durante el cual el beneficiario debe cumplir con el requisito de un año de empleo en el extranjero”, advierte la autoridad.

La autoridad afirma que su memorando es una guía para sus oficiales, por lo que no debería tomarse como un hecho “exigible por la ley”, pero no aclara si eso determinará la decisión sobre una visa L-1.

Aunque afirma que los lineamientos no darían entrada a procedimientos de deportación de los EEUU.