Quién es el arriesgado poeta y activista, padre político de AMLO y una de sus máximas influencias

Carlos Pellicer es una de las mayores influencias personales y políticas del presidente electo de México
Quién es el arriesgado poeta y activista, padre político de AMLO y una de sus máximas influencias
Foto: Casa Museo Carlos Pellicer/Getty Images

“Ya saben que yo no hablo de corrido”, dice una y otra vez Andrés Manuel López Obrador a sus interlocutores para justificar su lento modo de hablar.

Pero si se trata de hablar del poeta Carlos Pellicer, las palabras y elogios del presidente electo de México, conocido como AMLO, fluyen de una forma asombrosa.

“Un gran poeta, consecuente con sus ideas y actitudes”, lo definió en una entrevista con el semanario Proceso con motivo del 25 aniversario de la muerte del escritor.

“El maestro Pellicer era un hombre entero, con ideales, principios y un sentido del humor incomparable… Después de Pellicer, todos los tabasqueños somos de segunda”, remató el político.

Los halagos del nuevo presidente mexicano no son nuevos.

Y es que este poeta, museógrafo y político tuvo una influencia definitoria en la vida del joven López Obrador.

López Obrador lee uno de sus libros

AMLO
López Obrador dice en uno de sus libros que es “pelliceriano”: seguidor de la filosofía de vida de Pellicer.

Pellicer era un hombre que ya rondaba los 70 años cuando coincidió con aquel joven recién salido de la adolescencia en el sureste de México.

Bastaron unos años de conocerse para que el poeta encaminara a López Obrador hacia la política y el activismo social que años después lo llevarían a la presidencia de México.

“Mi relación con él fue muy estrecha y definitoria, porque conocí al maestro Pellicer en una etapa formativa muy importantepara mi vida“, confiesa López Obrador a Proceso.

Pellicer, su “puente” a la política

Según cuenta el escritor y periodista Jorge Zepeda en su libro “Los Suspirantes 2018”, López Obrador conoció a Pellicer en la región sureste del país de la que ambos son originarios.

“Con un grupo de compañeros comenzó a frecuentar la casa del poeta Carlos Pellicer, quien los impresionaba con un vozarrón y sus invectivas para que se pusieran a leer“, explica Zepeda.

López Obrador dejó su natal Tabasco para estudiar en Ciencias Políticas y Administración Pública en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en Ciudad de México, en parte influenciado por Pellicer.

Un recorte de un diario en Tabasco

Getty Images
María Cruz, una amiga de la infancia de AMLO, guarda algunos periódicos que han reseñado la vida del político en Tabasco.

Cuando concluyó su carrera se volvió a encontrar con el poeta, quien por ese entonces lanzó su candidatura al Senado por Tabasco.

Para alcanzar el cargo, se lanzó por el oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI), partido al que se sumó AMLO en su juventud y al que achacaría casi todos los problemas de México años después.

“El poeta agradeció la participación de tres o cuatro jóvenes que recorrieron el estado en su nombre, planteando programas, enterándose de agravios y recogiendo peticiones. A sus 23 años, Andrés Manuel fue el más entusiasta“, relata Zepeda.

La campaña de Pellicer, quien siempre tuvo una vocación de activista por los derechos indígenas, puso su marca en la mentalidad política de López Obrador.

Carlos Pellicer

Casa Museo Carlos Pellicer
Pellicer es considerado por críticos como uno de los mejores poetas de México.

“(Pellicer) recorre el estado como candidato y cada discurso en su campaña es extraordinario. No se grabó ninguno ni fueron tipeados, pero eran espléndidos”, recuerda AMLO en la entrevista con Proceso.

Como Zepeda refiere, el poeta Pellicer fue “el puente para ingresar a la política” del joven López Obrador.

¿Quién era Pellicer?

Carlos Pellicer nació en 1897 en lo que hoy es Villahermosa, la capital de Tabasco, pero desde niño se mudó junto con su familia a Ciudad de México.

A su primer poema, “Grecia” (1910) le seguiría una vasta obra de composiciones literarias que solo pudo detener su muerte, ocurrida en 1977.

“No hay en toda la poesía mexicana una obra tan viva y luminosa, tan perdurable”, dijo sobre la obra de Pellicer el educador y filósofo José Vasconcelos, considerado el creador del sistema educativo moderna de México.

Carlos Pellicer

Casa Museo Carlos Pellicer
Pellicer nació en Tabasco pero vivió su adolescencia y juventud en Ciudad de México.

El liderazgo estudiantil que mostró Pellicer desde la preparatoria lo llevó a viajar a Sudamérica, principalmente Colombia y Venezuela, a reforzar su activismo político juvenil.

“Fue un viaje decisivo para su vocación (…) Se siente hispanoamericano y seguidor de Bolívar“, explica el escritor Gabriel Zaid en una reseña sobre Pellicer publicada en la revista Letras Libres.

A la par de su carrera poética, fue profesor de historia y literatura, instructor en la Secretaría de Educación Pública, además de que fundó seis museos, incluidos los de Frida Kahlo y Diego Rivera, ya que también tenía formación en museografía.

La Academia Mexicana de la Lengua lo hizo miembro el 16 de mayo de 1952, y en 1964 recibió el Premio Nacional de Literatura.

Carlos Pellicer

Casa Museo Carlos Pellicer
El poeta tuvo una gran admiración por el bolivarismo de Sudamérica.

En cuanto a lo político, desde joven tuvo vocación de líder estudiantil y activista social.

En 1929 encabezaba la protesta por el asesinato del líder estudiantil Germán de Campo, lo cual lo llevó tres meses a prisión “con la tortura psicológica de un simulacro de fusilamiento”, dice Zaid.

“El poeta católico hará que nos fusilen”, le dijo el escritor mexicano Octavio Paz al chileno Pablo Neruda sobre las ideas de Pellicer, en una reunión de escritores en España que reseña Zaid.

“Ya andaba en los 75 (años) cuando se metió al paso de un desfile oficial en Villahermosa con un letrero que decía: ‘Los campesinos nos dan de comer, pero no comen'”, relata.

Carlos Pellicer

Casa Museo Carlos Pellicer
Pellicer tuvo formación de museógrafo, lo que llevó a dedicar la parte final de su vida al rescate de la cultura indígena del sureste.

Sus orígenes en el sureste de México, una de las regiones de más lento desarrollo del país, también marcaron su vocación por ayudar a los pobres de Tabasco y la comunidad indígena de la región.

Carlos Pellicer prácticamente no se conoce en México y es una lástima, dice López Obrador.

¿Por qué el PRI?

Uno de los estigmas del pasado de AMLO que lo han perseguido a lo largo de su carrera política fue su militancia en el PRI.

El partido que gobernó México de 1929 a 2000 se convirtió en la fuerza política a vencer de López Obrador durante las últimas tres décadas.

A ese partido le atribuyó los problemas modernos de México e instrumento político de “la mafia del poder”.

Pero no era así en los inicios en la política de AMLO, al lado de Pellicer.

López Obrador firma libros

AMLO
Pellicer también fue una influencia literaria que llevó a López Obrador a escribir 17 libros hasta 2018.

El poeta optó por postularse a la senaduría de Tabasco por ese partido, “decisión que no me convencía porque en ese tiempo era yo radical. Ahora ya no, aunque se piense lo contrario”, explica López Obrador a Proceso.

Sin embargo, asegura que Pellicer era en ese entonces un priista diferente.

“Era un candidato priista bastante peculiar, con defensas apasionadas en favor de los (indígenas) chontales y del nacionalismo, en contra de las dictaduras. Así lo recuerdo, con su espíritu latinoamericano, sobre todo exaltando a Bolívar”.

Pero eso y su permanencia en el PRI hasta 1988 le han valido múltiples críticas posteriores.

Al final de cuentas, López Obrador no reniega de haberse acercado a quien sería su maestro en la política.

Por el contrario, se confiesa “pelliceriano” en su libro “La mafia nos robó la presidencia”, en un halago más para su mentor:

“Me considero de izquierda y pelliceriano, porque este maestro protestó por la injusticia social y escribió poemas en voz alta, siempre llenos de esperanza”.