Capitán de Policía de Beverly Hills alcanza acuerdo de $2.3 millones en demanda contra la ciudad

Se espera una serie de querellas contra la jefa policial por supuesta discriminación
Capitán de Policía de Beverly Hills alcanza acuerdo de $2.3 millones en demanda contra la ciudad
Rosen, el empleado judío de mayor rango en la Policía, alegó que Spagnoli lo degradó durante una reestructuración del Departamento y que esto se basó en sus creencias religiosas. (@KTLA)
Foto: KTLA / KTLA

Aunque niegan las acusaciones, la ciudad de Beverly Hills decidió pagar $2.3 millones de dólares a un capitán de la Policía de esa municipalidad que los demandó alegando que la jefa policial le negó oportunidades de avance profesional en base a su religión.

El acuerdo pone fin a la querella de Mark Rosen contra la jefa policial Sandra Spagnoli, pero es apenas una de casi 20 demandas que enfrenta la ciudad desde que ésta llegó al cargo en 2016. Ella ha negado los alegatos.

“El Departamento ha hecho un progreso excelente al implementar los cambios sugeridos en un reporte de 2015 por un consultante independiente, Managemente Partners. Con mayor cantidad de empleados, mejor moral en general y una fuerza laboral más diversa, el Departamento está viendo hacia el futuro”, indicó la ciudad de Beverly Hills al anunciar el acuerdo, donde recalcó que tienen un “compromiso para mantener un ambiente de trabajo respetuoso y libre de hostigamiento, venganzas y discriminación”.

Las quejas son contra la jefa policial de Beverly Hills, Sandra Spagnoli. (@Chief_Spagnoli)
Las quejas son contra la jefa policial de Beverly Hills, Sandra Spagnoli. (@Chief_Spagnoli)

 

Rosen, el empleado judío de mayor rango en la Policía, alegó que Spagnoli lo degradó durante una reestructuración del Departamento y que esto se basó en sus creencias religiosas.

El hombre de 60 años también acusó a Spagnoli de hacer comentarios denigrantes contra latinos, homosexuales y otras minorías.

Las quejas contra Spagnoli se han disparado desde que tomó el cargo. Actualmente hay al menos 20 quejas legales contra ella y se esperan que muchas de esas se conviertan en demandas. En algunas se le acusa de mantener relaciones sexuales con oficiales bajo su cargo.

En una entrevista con Los Angeles Times, Spagnoli dijo que estas quejas son de empleados molestos por las reformas que ha implementado en la Policía.