¿Dolor de cabeza y mareos? Cómo identificar un aneurisma cerebral

Hablaremos de todo lo referente a estas formaciones
¿Dolor de cabeza y mareos? Cómo identificar un aneurisma cerebral
Foto: shutterstock

Se escucha con cierta frecuencia el término “aneurisma cerebral”. Por instinto, Sabemos que eso está relacionado con el cerebro, y de que preferiblemente deberíamos evitarlo debido a que se asocia con la muerte.

Ahora bien, ¿qué sabemos más allá de estas dos cosas? Es una pregunta que intentaremos responder realizando un examen breve respecto a los aneurismas cerebrales.

¿Qué es un aneurisma cerebral?

Aneurisma Cerebral
Radiografía de un aneurisma. Foto: Pixabay

Un aneurisma cerebral es la dilatación de un vaso sanguíneo del cerebro. El aneurisma cerebral puede romperse en un determinado momento, provocando sangrado en el cerebro (accidente cerebrovascular hemorrágico).

A pesar de que muchos aneurismas cerebrales no sean peligrosos para la salud, la rotura de uno constituye un peligro serio para la vida humana, y requiere de atención médica urgente.

Causas

No se conocen las causas exactas por las cuales se produce un aneurisma cerebral, sin embargo podemos trazar algunos de los factores de riesgo que inciden en su ocurrencia.

Estos factores de riesgo conciernen principalmente al debilitamiento de la pared arterial. Los aneurismas cerebrales son más frecuentes en los adultos que en los niños, y las mujeres tienen un mayor peligro de contraerlos que los hombres. Vamos a señalar cinco factores de riesgo.

  • Edad avanzada.
  • Tabaquismo.
  • Hipertensión.
  • Alcoholismo.
  • Abuso de drogas.

Síntomas

visión borrosa
Foto: Shutterstock

Nosotros percibimos la rotura de un aneurisma debido a que experimentamos dolores de cabeza muy fuertes. Este es el síntoma clave y fundamental de los aneurismas cerebrales, que vienen acompañados también por las siguientes condiciones:

  • Náuseas y vómitos.
  • Sensibilidad a la luz.
  • Visión borrosa o doble.
  • Confusión.
  • Convulsiones.
  • Caída del párpado.
  • Pérdida de conocimiento.
  • Rigidez en el cuello.

Existen casos de aneurismas cerebrales que no presentan roturas, lo que se traduce en la falta de sangrado. No obstante, estos aneurismas ejercen presión sobre los tejidos y los nervios del cerebro. Ellos pueden provocar los siguientes síntomas

  • Entumecimiento parcial del rostro.
  • Dilatación de una pupila.
  • Dolor arriba y abajo del ojo.
  • Visión doble o distorsiones visuales.

Tratamiento

Existen dos opciones principales para el cuidado quirúrgico de un aneurisma cerebral:

  • Grapado quirúrgico

Procedimiento donde el aneurisma es cerrado. El cirujano remueve una parte del cráneo para localizar el vaso sanguíneo que alimenta el aneurisma.

Posteriormente, procede a colocar una pequeña grapa quirúrgica de metal en el cuello del aneurisma para cerrar su vía de alimentación

  • Embolización endovascular

Es un procedimiento menos agresivo que el anterior. El cirujano inserta un catéter en una arteria (generalmente la ingle) y lo pasa a través del cuerpo para llegar al aneurisma

Hecho el vínculo, utiliza un alambre blando por medio del catéter para llegar al catéter. El alambre se enrosca al aneurisma, cerrando el paso del flujo sanguíneo

Prevención

No se conocen modos para la prevención de un aneurisma cerebral dado que todavía no han podido ser precisadas las causas que los provocan en primer lugar.

Una vez tienes un aneurisma, puedes actuar para disminuir las probabilidades de que el aneurisma experimente una rotura.

  • No experimentes con drogas.
  • Evita el cigarrillo.
  • Haz ejercicio.

Fuente: healthline.com