Te deslumbrará cómo quedó el Volkswagen más antiguo de la historia, remodelado

Ondrej Brom, de la República Checa, hizo un descubrimiento inaudito en 1988: el "Beetle" de producción más antiguo en el mundo (hasta ahora)
Te deslumbrará cómo quedó el Volkswagen más antiguo de la historia, remodelado
Ondrej Brom documentó el proceso de restauración de su Beetle, y lo titulo: KdF-wagen Type 60 de 1941
Foto: HERITAGE PARTS CENTRE

El Volkswagen Beetle, o “Vocho” como se le conoce popularmente en América Latina, fue un auto que marcó varias generaciones, e incluso se volvió un ícono de la época de los 60.

Éste fue construido por la marca alemana desde 1938 con la idea de ofrecer un auto económico de dos puertas que pudiera transportar de dos a cinco personas. De hecho, fue el mismo Hitler quien ordenó que se creará un auto “para el pueblo” (Volks Wagen), según explica la marca.

Por lo que el modelo de vehículo tiene una larga historia, incluso momentos oscuros, y a pesar de que la compañía abandonó su producción en el 2003, miles de vochos siguen circulando por las calles: 21 millones de unidades fueron producidas, algunos incluso se encuentran guardados o escondidos en los rincones del mundo como reliquias para que algún día alguien los descubra y aprecie su valor histórico.

Un caso así fue el de un coleccionador de autos clásicos quien descubrió el Beetle más antiguo encontrado hasta ahora, reporta Heritage Parts Center, el cual tiene el número 20 en su chasis (¡20 de 21 millones!) y es clasificado como un KdF-wagen Type 60 de 1941 debido a que en ese tiempo no se les conocía como Beetle o Volkswagen.

Así halló el Beetle (FOTO: HERITAGE PARTS CENTRE)

El auto fue originalmente regalado al compositor alemán Paul Lincke dos años antes de que Alemania le declara la guerra a Inglaterra, pero fue hallado en condiciones muy descuidadas por el curioso amante de autos Ondrej Brom bajo un árbol de La República Checa en 1988.

El amante de los autos clásicos había visto el auto ya algunas veces, pero fue hasta 8 años después que se enteró que éste estaba en venta. Mientras los analizaba, él descubrió lo inaudito: tenía el sello de un chasis número 20 en su cofre, lo cual significa que fue fabricado antes de la Segunda Guerra Mundial y que era uno de los primeros en ser fabricado.

(FOTO: HERITAGE PARTS CENTRE)

Brom sabía que no podía restaurar el auto por sí solo, así que pidió la ayuda de expertos y documento todo el proceso en un libro con el nombre del auto: “KdF-wagen Type 60 de 1941”

La publicación que dio a conocer su historia describió el auto de la siguiente manera:

Este es el “Beetle” de producción más antiguo que se sabe que existe. Técnicamente, se trata de un KdF-wagen Typ 60 de 1941. El nombre de VW no llegó hasta 1945. Se realizó en una línea de producción adecuada y fue originalmente un regalo para el famoso compositor berlinés Paul Lincke. ¡Este es el chasis número veinte de un eventual 21 millones!