Aseguran que Alfredo Olivas fue víctima de un nuevo atentado a balazos

Fuentes extraoficiales indicaron que el cantante fue atacado por hombres armados en Zapopan, Jalisco
Aseguran que Alfredo Olivas fue víctima de un nuevo atentado a balazos
Alfredito Olivas
Foto: Martha Sarabia / La Opinión

De acuerdo con información de Diario Basta!, por segunda ocasión en su carrera artística, el cantante Alfredo Olivas sufrió un atentado previo a la presentación que tendría este viernes 14 de diciembre en Zapopan, Jalisco, México.

Fuentes extraoficiales indicaron que el cantante originario de Obregón, Sonora, fue atacado por hombres armados afuera de un inmueble ubicado en la calle Gonzaga y Santa Teresa de Jesús, en la colonia Ciudad de los Niños, pero afortunadamente resultó ileso, ya que al parecer sus guardaespaldas repelieron la agresión.

Dos de sus escoltas resultaron heridos de bala y en el lugar de los hechos la policía contabilizó más de 30 casquillos percutidos de armas de grueso calibre. Los agresores escaparon en una camioneta Tacoma con rumbo desconocido, mientras Olivas solamente sufrió una crisis nerviosa.

La noticia del atentado fue confirmada por el conocido locutor de la Ke Buena de Los Ángeles, Pepe Garza.

A los pocos minutos del atentado contra el cantante cinco personas fueron encontradas colgadas en un rancho en Tlajomulco y trascendió que estaban relacionadas con Olivas, versión que no ha sido confirmada por las autoridades.

Cabe señalar que en febrero de 2015 Alfredo Olivas fue atacado a balazos en pleno escenario durante una presentación en Parral Chihuahua y aunque en esa ocasión sí resultó herido con cuatro impactos de bala se recuperó satisfactoriamente y regresó a los escenarios, inclusive hizo un corrido titulado ‘El Paciente’ en el que narra la odisea que vivió.

En una reciente entrevista con Grupo Cantón, Olivas dijo que no dejaría de cantar narcocorridos y que si su destino era morir por eso estaba dispuesto a hacerlo, pues inclusive su madre le había pedido que ya no lo hiciera, pero él se negó.

POR: Salvador Trejo