Le dieron 4 meses de vida, pero transforma un arroyo contaminado y vive 27 años más debido a eso

Los veteranos de guerra enfrentan severos problemas físicos y mentales
Le dieron 4 meses de vida, pero transforma un arroyo contaminado y vive 27 años más debido a eso
Un arroyo, Hamm Creek, antes y después del trabajo de restauración de un veterano
Foto: COURTESY OF LIANA BEAL

John Beal  es un veterano de guerra que sobrevivió y pudo regresar a su hogar, con su familia, después de la guerra de Vietnam, aunque su salud no era la mejor.

Después de establecerse con su familia en Seattle, Washington, el veterano sufrió tres ataques al corazón en el siguiente año después de regresar de la guerra.

En el hospital de Virginia, no solo se le diagnosticó que tenía TEPT (transtorno de estrés post-traumático) sino que el médico le comunicó que solo le quedaban unos cuatro meses de vida, por lo que el médico le recomendó que encontrara un pasatiempo para mantener la mente despejada. No está bien pensar todo el tiempo que se acerca el tiempo de morir.

Como un medio de aclarar su cabeza, Beal caminó hacia Hamm Creek. Aunque se enfrentaba a una muerte inmediata, quería analizar su vida y su futuro. También estar presente y ver lo que le rodeaba.

Prestó especial atención a lo contaminada que estaba la vía fluvial. El agua amarillenta, que había sido manchada por una planta de alcantarillado cercana, estaba llena de carros rotos, peces muertos y escombros en descomposición. Los locales advierten a las personas que eviten entrar al agua, de lo contrario, podrían emerger con erupciones y enfermedades cutáneas.

Según la hija de Beal, Liana, el arroyo inspiró a su padre.

“Pensó, bueno, hice mucho daño en Vietnam, así que ¿por qué no limpiar lo que soy ahora antes de morirr?”, recordó a KUOW.

Beal comenzó a limpiar el río eliminando toda la basura y la contaminación. Luego se dio cuenta de que la vida silvestre acuática aún no podía sobrevivir en el arroyo porque el flujo de agua continuaba en una serie de tuberías subterráneas, por lo que retiró las tuberías.

A pesar de que a veces se sintió abrumado por su nueva “forma de vida”, el veterano estaba decidido y perseveró en su objetivo.

Después de años de trabajo, Hamm Creek es ahora un oasis de vida silvestre floreciente, que está resplandeciente con vegetación saludable y salmón salvaje.

“Puedes hacer lo que quieras si posees una idea con pasión. Si persigues eso, y si te mantienes fiel a tu objetivo, cambiarás el mundo “, dijo en un vídeo a KUOV.

En 2006, Beal falleció 27 años después del pronóstico original del médico, que solo era de 4 meses.

En los años posteriores a su fallecimiento, los conservacionistas lo han honrado por su trabajo y han trabajado para continuar con su legado, para que Hamm Creek pueda mejorar la vida de otras personas de la misma manera que salvó a Beal.