La súplica del papá de Meghan Markle a la reina Isabel II en televisión

"Cualquier familia, real o no, debe permanecer junta, en especial durante las navidades"

Las primeras navidades de Meghan Markle, la duquesa de Sussex, como miembro de pleno derecho de la casa real británica no han empezado de la mejor manera posible. Por si no fuera suficiente con los rumores acerca del carácter supuestamente difícil de la esposa del príncipe Enrique que comenzaron a circular tras la dimisión de varios miembros clave del personal del palacio de Kensington, la familia Markle ha vuelto a las andadas estos últimos días para darle un nuevo quebradero de cabeza a la futura mamá.

La beligerante hermanastra de la antigua actriz, Samantha, ha arremetido contra ella en la esfera virtual a raíz de la difusión de la felicitación navideña que cada año acostumbran a enviar los royals: en el caso de Enrique y Meghan, ellos han apostado por una fotografía inédita hasta ahora tomada durante su enlace el pasado mayo, en la que se puede ver a los recién casados contemplando los fuegos artificiales que amenizaron la recepción posterior a la ceremonia religiosa. Una instantánea tan sencilla ha dado munición suficientemente a Samantha para criticar a la flamante royal por dar la espalda a sus seres queridos y en especial a su padre de la misma forma que se la da al público en la imagen navideña.

Por si no fuera suficiente con ese ataque, Thomas Markle ha concedido este lunes otra entrevista, en esta ocasión al programa ‘Good Morning Britain’, para hablar una vez más del trato de silencio que ha venido recibiendo de su hija y su yerno desde que saliera a la luz que había pactado con los paparazzi una serie de ‘robados’ antes de su boda. A lo largo de la conversación el padre de la duquesa ha afirmado que escribe y llama varias veces al día al antiguo número de teléfono de Meghan sin obtener nunca respuesta y ha hecho incluso un llamamiento a la mismísima reina Isabel II para que interceda en su favor alegando que “cualquier familia, real o no, debe permanecer junta, en especial durante las navidades”.

“No planeo pasarme el resto de mi vida callado. Quiero muchísimo a mi hija y ella debe saberlo, y apreciaría enormemente que me llamara, solo para que se pusiera en contacto conmigo. Debe de haber un lugar para mí… Estoy aquí, ella lo sabe. Necesito que se ponga en contacto conmigo“, ha alegado el antiguo director de iluminación.

Esa entrevista ha generado como las anteriores reacciones enfrentadas: mientras unos se han apiadado del pobre anciano que echa de menos a su hija, otros consideran que lo único que le mueve es el interés financiero. A ese respecto, el tabloide Daily Mail asegura que Markle ha recibido varios miles de libras a cambio de su intervención en el espacio televisivo, pero Piers Morgan -el presentador de ‘Good Morning Britain’- ha afirmado vía Twitter que no recibió ningún pago por la entrevista.