Le rebajan un 70% el salario a científico que investiga cómo frenar el cáncer

Las investigaciones como las de este científico austríaco intentan frenar una de las grandes epidemias de este siglo, el cáncer

Erwin Wagner, es un científico austríaco que llegó a España en 2008 para trabajar en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO).

Ahora, después de grandes logros y mucho trabajo, se va, “cansado de la falta de apoyos” y después de que su sueldo sufriera una reducción “del 70%”, según sus palabras mencionadas en el diario El País.

El científico centra su línea de investigación en ratones transgénicos y en procesos inflamatorios, que se relacionan con el cáncer en que hay una proliferación celular, solo que en este caso están controladas. Por eso conocer cómo se controlan puede ser una clave para frenar el desarrollo oncológico.

“En enero de 2016 me dijeron que no me podían seguir pagando lo mismo, y me rebajaron el sueldo un 70%”, cuenta el científico. “Yo tenía un contrato, pero no me lo respetaron”, se queja.

Esto es porque para costear su salario se contaba con financiación privada, pero con el fin de estas ayudas no se pudo seguir manteniendo su sueldo.

Wagner no ha ocultado su disgusto y opina que se podrían haber buscado otros medios, pero que, en resumidas cuentas, España no favorece la investigación científica.

Su marcha no ha sido amistosa y hay quien apunta que la ruptura no solo es por diferencias económicas, sino por pérdida de prestigio a nivel internacional del CNIO, de ahí la marcha a seguir con su investigación en la Universidad de Viena.

Wagner insiste en que incluso se ofreció a trabajar a medio tiempo, compartiendo así sus labores de investigación en ambos centros y países.

“Tenía la oportunidad de trabajar aquí otros cinco años y retirarme en el CNIO, pero me he visto obligado a cambiar e irme a Viena. No se me ha respetado ni dado otra oportunidad”.

España sigue perdiendo a muchas de sus grandes mentes científicas por falta de apoyos estatales y económicos.