6 señales que el cuerpo te envía cuando tienes una enfermedad del corazón

Presta atención pues un cambio insignificante podría resultar ser más grave de lo que crees
6 señales que el cuerpo te envía cuando tienes una enfermedad del corazón
Foto: Shutterstock

Seguramente, cuando pensamos en algún tipo de mal o enfermedad relacionada con el corazón, pensamos que estas solo se presentan de manera súbita, con fuertes dolores en el brazo izquierdo o en el pecho y que por lo general terminan en un infarto.

La estadísticas señalan que en el mundo occidental, una de cada cuatro personas fallecen por alguna enfermedad relacionada con el corazón, lo cual podría cambiar radicalmente si la gente supiera que en la mayoría de las ocasiones, el cuerpo manifiesta algunas señales que si no conoces exactamente lo que significan, las dejarás pasar sin jamás pensar que eso podría costarte la vida.

A continuación te presentamos algunos signos o síntomas externos que la gente puede llegar a presentar en caso de que sufra alguna enfermedad cardiovascular, sin que necesariamente lo sepa.

6 señales que manda tu cuerpo cuando tienes una enfermedad del corazón y que no debes ignorar

Lóbulos arrugados

Esta señal se trata de cuando aparecen pliegos diagonales en los lóbulos de las orejas. Varios estudios han comprobado que existe una relación entre estos pliegues visibles en el lóbulo y un mayor riesgo de padecer aterosclerosis, y otros recientes también han encontrado su asociación con algunas enfermedades cerebrovasculares.

Nódulos de grasa

Clínicamente a estos depósitos de grasa cutáneos se les denomina xantomas, y generalmente aparece en codos, rodillas, glúteos o párpados. Estos nódulos suelen aparecer en personas que padecen una enfermedad genética llamada hipercolesterolemia familiar, es decir que tienen niveles del colesterol malo exageradamente altos. Es una señal de que las arterías podrían estar recubiertas de grasa.

Uñas cóncavas

Se le conoce clínicamente como acropaquia o hipocratismo digital. Generalmente, las uñas se transforman, pues se vuelven más gruesas y anchas por un exceso de producción en el tejido. Este cambio no duele y ocurre en ambas manos.

El que esto le ocurra a tus uñas es señal de que la sangre oxigenada no está llegando de forma adecuada a tus dedos y por ende, hay problemas en el funcionamiento de tu corazón.

Anillo alrededor del iris

Cuando hay exceso de grasa acumulada en el organismo suele manifestarse un anillo color gris en el exterior del iris del ojo. Está comprobado que la presencia de este anillo graso está asociado con algunos factores de riesgo de enfermedad coronaria.

Infección bucal

La boca está llena de bacterias, tanto buenas como malas. Estas últimas pueden ingresar al torrente sanguíneo y provocar inflamación en los vasos, lo que podría desencadenar alguna enfermedad cardiovascular. La pérdida de dientas y encías inflamadas son señales de estas.

Labios azules

Generalmente, los labios son de color rojo, pero si se tornan azules puede que tengan un problema en el sistema cardiovascular pues la sangre no está oxigenando bien a tus tejidos.